Bali

Ubicado en un acantilado frente al Océano Índico, este hotel mezcla el estilo tradicional balines con el diseño contemporáneo italiano: un imperdible del sudeste asiático.

 

Sensacional. Magnífico. Impecable. Son algunos de los adjetivos que los usuarios de TripAdvisor han elegido sólo en la última semana para describir a este hotel. Con casi un 100% de comentarios positivos, el Bulgari Bali Resort acumula desde hace diez años sólo estrellas y buenas críticas en la exigente comunidad de quienes se aventuran al Sudeste Asiático. Está ubicado en una de las áreas más bonitas de Bali, a pocos kilómetros de la aldea de Pecatu, conocida por sus espectaculares playas, junto al impresionante risco del templo Pura Luhur Uluwatu.

Fue proyectado por los arquitectos Antonio Citterio, Patricia Viel & Partners sobre un acantilado a 150 metros del mar, pensado para que todos sus espacios tuvieran vista al Índico. Para la construcción, la firma italiana incorporó algunos elementos naturales propios de la isla de Bali como piedras volcánicas cortadas a mano y maderas exóticas. Y para los muros trabajaron con Bukit, una piedra blanca del coral, que se pone rápidamente negra con el agua, obtenida de las montañas que rodean el hotel.

El hotel es una mezcla del estilo balinés tradicional con el diseño contemporáneo italiano. Los interiores son limpios, íntimos y funcionales, en las habitaciones y espacios comunes hay piezas que forman parte de una impresionante colección de antigüedades balinesas que se integran perfectamente a las mesas y sillas italianas. Los detalles decorativos, como vasos, cubiertos, cerámica y tejidos, fueron diseñados y producidos en Bali por un equipo de artesanos y diseñadores locales en colaboración con la oficina de los arquitectos con sede en Milán.

El resultado es espectacular. En total son 58 villas con vista al mar, cinco mansiones, de dos y cinco dormitorios cada una, con piscina y jardín privado. Todas están rodeadas de jardines, en su mayoría formados por especies exóticas que crecen entre la arena y las piedras de lava. La piscina en un acantilado con vista al mar es el centro de encuentro y en el Spa, el lugar favorito de los pasajeros para relajarse, hay especialistas en técnicas asiáticas tradicionales: rituales balineses y ayurvédicos, tratamientos faciales intensivos, envolturas corporales y masajes holísticos.

También hay dos restoranes principales: Il Ristorante, especializado en comida italiana y Sangkar Restaurant, con una carta de cocina balinesa. Además, se puede picar en La Spiaga, que sirve cócteles y platos a la parrilla. La comida y todos los servicios del hotel están pensados con un sello verde y sustentable.

Todas estas características hacen del Bulgari Bali Resort uno de los favoritos entre las parejas recién casadas e incluso para los novios que deciden celebrar un matrimonio estando de viaje. Para eso hay un impresionante templo hindú que se levanta en el punto más alto del hotel, un lugar de culto de acuerdo a la tradición balinesa, perfecto para ceremonias y fiestas. Es que, en general este resort tiene un espíritu doble: por un lado, el ambiente tranquilo, privado y secreto de las villas donde lo principal es la privacidad de los huéspedes y por otro lado, una zona más festiva y alegre alrededor de la piscina con un bar, sofás a lo largo del acantilado y una barra encaramada en la meseta con vistas a la costa más tranquila de la isla.

Desde la terraza principal hay acceso a un ascensor en pendiente que lleva a los huéspedes a la playa privada, que se extiende por un kilómetro. Ahí sólo queda tomar sol y bañarse en el Índico, rodeado de un espectacular paisaje natural. Una pareja de recién casados chilenos posteó hace poco en TripAdvisor que este es el secreto mejor guardado de la isla de Bali.
bulgarihotels.com/en_us/bali

Comentarios (0)

Comenta este artículo

Síguenos en Facebook

x