El jardín del mar

En las tardes de primavera en esta casas no se necesita nada para entretenerse, y hasta un buen libro está de más cuando se trata de disfrutar de paisaje. Ésta es la época del año en que su jardín está en su máximo esplendor.

Para diseñar este precioso jardín no fue necesario contratar a un paisajista, la misma naturaleza ha sido la encargada de seleccionar las plantas que mejor se dan en la zona. Con un método de prueba y error, el encargado de su mantención ha ido experimentando con distintas variedades, sin embargo son las especies nativas las que siempre se lucen.

Tanto la casa como el jardín sobresalen entre rocas y arena. Ubicado en la costa de la quinta región, este lugar es una invitación a desconectarse para disfrutar del paisaje. Al recorrerlo, hasta las flores más comunes llaman la atención. Sí, aquellas que muchas veces se ignoran, acá se lucen como si fueran únicas.

Comentarios (0)

Comenta este artículo

Síguenos en Facebook

x