Volver |enviar a un amigo |imprimir | | aprobar

DECORACION


ED Nº 206, Mayo 2012
En familia 
 

POR MARIA JOSE NAZAR // FOTOS ANA MARIA LOPEZ S.

En el comedor

La base de la mesa es de Francisco Monge, sillas Bazar de la Fortuna, lámpara del Taller Maíz y batik enmarcado.

En el living

Cuadro de la tienda La Deco y sofá con tapiz de Le Cotonnier.

Lámpara Tizzio

Y grabado de Samy Benmayor. El piano era de su marido.

Dormitorio de sus hijas

En el living

Mesa diseñada por Juan Carlos Bengolea.

Sofía Aldunate

Junto a sus cuatro hijos: Martín, Manuel, Elisa y Sofía.

En la terraza

Los muebles son de Bernardita Prieto y el jardín fue diseñado por la paisajista Pía Passalacqua.


En esta casa ubicada en un pasaje de La Dehesa se vive como antes: con buenos amigos de barrio y las tardes en familia. Su dueña, Sofía Aldunate, le imprimió un estilo personal, delicado, espontáneo y por sobre todo, a prueba de niños.
 

No estamos hablando de una casa más, porque a su dueña la conocemos muy bien. En ella vive junto a su familia la periodista Sofía Aldunate, quien por más de diez años fue parte fundamental de nuestro equipo. Ahora que emprendió nuevos rumbos nos abrió sus puertas para fotografiarla. De ella podríamos escribir páginas y páginas llenas de adjetivos positivos, como que es matea, eficiente y organizada, auténtica, sencilla y con una casi mágica capacidad para multiplicarse entre el trabajo y sus cuatro hijos, que heredaron de ella unos enormes ojos azules.

Su casa en La Dehesa es su centro de operaciones y a ella llegó hace cuatro años. Por más de seis meses buscó un lugar que se adaptara a todos los requisitos y futuras necesidades: espacio para sus hijos, dormitorios en un mismo piso, un jardín con el porte justo y que, además, fuera fácil de manejar. Su arquitectura tipo italiana y la vida de barrio terminaron por convencerla.

Estaba en perfectas condiciones, por lo que no fue necesario hacer grandes cambios. Se pintó, reemplazaron la alfombra del segundo piso por madera, vitrificaron la escalera y eliminaron la segunda pieza de servicio para unir ese espacio a la salita de estar. Un arreglo fundamental, ya que ahí pasan gran parte del día, como buena familia achoclonada.

Pero los ajustes siguen y, según su dueña, parece que nunca van a terminar. Porque aquí las cosas se hacen de a poco y con calma, lo que a la larga le imprime toda su personalidad. Actualmente están remodelando su dormitorio para agregar un mini estar donde puedan descansar cuando la casa se llena de niños; el verano pasado se renovó la terraza y hace unos inviernos este matrimonio pintó con sus propias manos la sala de estar y el baño de visitas inspirados en una imagen de Pottery Barn.

El jardín se hizo de nuevo con la ayuda de la paisajista Pía Passalacqua. No fueron muchos los requisitos, más bien que siguiera el estilo provenzal que caracteriza a la construcción, pero eso sí, debía dejar espacio suficiente para que el mayor de los hijos pudiera jugar fútbol.

Con la decoración pasó lo mismo. En un principio la armaron con los regalos de matrimonio, y lentamente han agregado muebles heredados y objetos elegidos con pinzas. Pero en esta área específica la Sofía no puede negar que los años en ED sirvieron para afinar el ojo. “Uno aprende súper harto trabajando en la revista, me sirvió porque uno saca buenas ideas, se pasa el día viendo cosas lindas, hablando del tema y compartiendo datos”. Explica que también descubrió que con cosas más sencillas pero bien elegidas se puede armar “un cuento choro” y que no todo tiene que ser necesariamente espectacular.

Otra de las ventajas de esta casa es la vida de barrio. Ubicada en un pasaje, aquí el punto de encuentro es la calle y no sólo para los más chicos. “Una vez al mes nos juntamos todos, sacamos la parrilla, mesas y parlantes, hacemos hot dogs y los niños se disfrazan, bailan, hacen shows y concursos”. La convivencia aquí es como a la antigua, se apoyan entre todos, comparten turnos y ayudan ante cualquier imprevisto. En definitiva, un estilo de vida ideal para los más chicos y que cumple con las expectativas de este matrimonio: que la casa se convierta en un lugar de encuentro, de pasarlo bien y que todo lo vivido ahí quede como un muy buen recuerdo.
 
 
 
 

 
 

 

Comenta este artículo

Código de seguridad
Refescar

Espacios / Inspiración

Busca lo que estas pensando y encuentra lo que mas te gusta.

Registro ED.cl

Política de Privacidad