Volver |enviar a un amigo |imprimir | | aprobar

Retrato


ED Nº 170, Octubre 2009
Artesania Urbana


POR SOFIA ALDUNATE // FOTOS PATRICIA STEVENSON


Las arquitectas Paula Leal y Manuela Tromben lograron lo inimaginable: unir la técnica ancestral del tejido con crin con el diseño de audaces piezas contemporáneas, creando sofisticados accesorios y obras experimentales con lo más propio de la artesanía nacional.

Piezas expuestas en feria parisina de decoración

Piezas expuestas en feria parisina de decoración

Artesania Urbana

Collares, pulseras, aros y prendedores son algunos de los accesorios que se vieron en Maison & Object

Artesania Urbana

Paula Leal y Manuela Tromben creadoras de Cuenco, una plataforma creativa artesanal

Taller Cuenco

En Rari, un pequeño poblado pre- cordillerano cerca de Linares, el tejido de la crin del caballo es una tradición que pasa de generación en generación hace más de 200 años.

Sus mujeres, orgullosas, crean las más lindas figuras con mano delicada y ágil, convirtiendo este oficio en algo único en el mundo. En Santiago, las arquitectas Paula Leal y Manuela Tromben diseñan innovadores accesorios y complementos textiles donde los pelos de la cola del caballo también son los protagonistas.

Así en un diálogo entre el diseño contemporáneo y la artesanía tradicional chilena nació Cuenco, una plataforma creativa artesanal con líneas urbanas.

El taller de Manuela y Paula está repleto de las más increíbles piezas hechas de crin: pulseras, aros, collares, prendedores, además de obras más experimentales como murales y móviles.

A diferencia de las clásicas mariposas o lagartijas que vuelven locos a las turistas, estas mujeres decidieron estirar la técnica al máximo para crear objetos completamente distintos y novedosos.

Ellas diseñan pieza por pieza y con dibujo en mano se reúnen con las artesanas, quienes interpretan a la perfección sus ideas. Una vez que las partes están listas, las arquitectas las arman con la ayuda de otros profesionales como orfebres en el caso de los accesorios.

Su trabajo recibió el Reconocimiento de Excelencia de la Unesco para productos artesanales Mercosur 2008, que distingue las producciones artesanales de calidad en manufactura e innovación. Con este premio han presentado su obra en diferentes partes del mundo y con mucho éxito.

Además, participan permanentemente en el Fondart de manera de poder seguir probando con el material. “En Cuenco tenemos dos líneas, una más comercial y otra más artística o experimental, pero en ambas nuestro objetivo es que el trabajo final se contextualice en una tradición, más allá que en el objeto mismo”, explica Manuela. Para ello además desarrollaron un documental en donde se da a conocer la vida de este pueblo y sus habitantes, donde la mayoría se dedica al tejido con crin.

Como cuentan, su origen se remonta dos siglos atrás, cuando las mujeres que lavaban ropa en los esteros cercanos a sus casas, descubrieron que las raíces de álamo cercanas al agua eran posibles de trenzar y confeccionar con ellas pequeñas figuras. Desarrollando la habilidad del tejido, comenzaron a tantear con diversas fibras y terminaron reemplazándolo por el crin de caballo, mucho más dúctil. El procedimiento se ha transmitido de madres a hijas y se mantiene hasta hoy: la crin es lavada, blanqueada y teñida, luego tejida con la ayuda del Ixtle, una fibra vegetal traída de México.

El nuevo desafío de estas mujeres es el teñido. Buscando y buscando dieron con Flor Salazar, una mujer de Nueva Imperial de origen mapuche, que tiñe lanas de manera completamente natural. Tras varios experimentos, logró colorear el crin blanco con la misma técnica que utiliza para fabricar sus telares. “Finalmente terminamos siendo una bisagra entre dos artesanas, otro de nuestros objetivos: incorporar diferentes oficios que inspiren a otros.”, comenta Paula.

Vienen recién llegando de París, donde participaron gracias al Fondart y su línea de apoyo a la difusión de artistas en el exterior, en la gran feria de decoración Maison & Objet. Aquí expusieron su trabajo en el stand de la Unesco junto con otros seis chilenos, uruguayos, argentinos y paraguayos.
 
 
 
 

 
 

 

Comenta este artículo

Código de seguridad
Refescar

Espacios / Inspiración

Busca lo que estas pensando y encuentra lo que mas te gusta.

Destacados

A 19 AÑOS DE SU COMIENZO

La portada de la primera edición....

Registro ED.cl

Política de Privacidad