Future is female

Editorial

Pocas cosas hay más fascinantes que la oportunidad de ver cómo viven las personas puertas adentro”. Me encanta esta frase de Diana Vreeland, legendaria editora de Vogue y Harper’s Bazaar, porque resume a la perfección el verdadero atractivo que hay detrás de las fotografías que vemos en las revistas de decoración del mundo, y por supuesto de ED. La inspiración no está sólo en ver lindos espacios, o en sacar buenas ideas, sino en las historias que nos cuentan e intuimos que se suceden en esos ambientes. Por eso una de las partes que más me gusta de mi trabajo es ir a ver casas. Con los años inevitablemente se va desarrollando una sensibilidad especial y muchas veces basta con estacionarse en la vereda o tocar el timbre para saber más o menos cómo funciona la cosa, cómo es la vida al interior de esa casa y hasta cuál será su estética. La geografía nunca es determinante, pero la elección de un barrio no sólo tiene que ver con un proyecto de vida, sino que también con los gustos en decoración. La arquitectura de las casas antiguas de Vitacura o de El Golf es muy distinta a las construcciones modernas de La Dehesa o Lo Curro, y eso por supuesto se traduce en ambientes y rutinas diferentes… Tampoco hay que ser esotérica para captar la energía, la onda y el alma de los espacios. Basta poner un pie en una casa para sentirlo… Y de verdad, sin caer en el feminismo ni mucho menos, cuando hay una mujer detrás de una casa, todo esto se percibe con aún más fuerza. Lo más seguro es que, aunque ella trabaje a la par, sea la encargada del supermercado, flores, acarreo de niños, doctores, regalos de cumpleaños, organización, y otras miles de tareas que se supone son más de hombres, como arreglar la gotera, el portón eléctrico y tantos temas de gasfitería. Esa presencia queda reflejada en lo físico y en lo intangible.

Mayo siempre ha sido el mes de la mujer en nuestro país, celebramos el Día de la Madre, y en ED publicamos casas que reflejan esta influencia femenina. Como ya tenemos 21 años de historia, hemos podido ir viendo los cambios que se han producido durante estas últimas dos décadas y cómo han ido quedando reflejados en la decoración. Las casas que fotografiamos para esta edición son un buen ejemplo de lo que muchas mujeres buscan hoy: espacios integrados, mucho más simples y modernos, pensados para la vida misma más que para la foto.

Magdalena Bock, Directora.
magdalenabock@ed.cl

Síguenos en Facebook

x