El renacer de un hotel

El arquitecto Jean-Philippe Nuel estuvo a cargo de la remodelación del Cures Marines Trouville Hotel, en Trouville, Normandía, Francia.

La decoración de la construcción palaciega de principios de siglo XX dio un giro radical, los salones que alguna vez fueron adornados con muebles tradicionales, hoy lo están con otros en los que priman lanas, linos brillantes, cortinas a rallas y candelabros de perlas. Cabe destacar que los colores azul, blanco y gris, todos en sus diferentes tonos, son los protagonista en la decoración de este hotel. De este modo se logra la mezcla perfecta entre tradición y modernidad sin dejar de lado el estilo navy propio de un hotel costero.

Revise el artículo completo en Vogue living