Ingredientes

  • 2 ajíes verdes grandes
  • 10 o 12 camarones grandes
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Sal y pimienta
  • Mondadientes

Para la salsa holandesa

  • 2 yemas de huevo
  • 250 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de limón
  • Sal
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • Piñones tostados para decorar

Preparación:

  1. Hacer un corte transversal en el ají, para que quede como un bote. Usar ese espacio para limpiarlo: sacar las semillas y venas.
    En una olla, poner 1/2 litro de agua caliente y las 2 cucharadas de azúcar y cocinar ahí los ajíes, por 15 a 20 minutos. La idea es sacarles lo picante, pero que mantengan la forma y el color.

  2. Sazonar los camarones enteros con sal y pimienta.
    Para montar, poner los camarones en la abertura del ají y pinchar con un mondadientes que atraviese el ají y el camarón. Meter al horno a temperatura baja (150° C) por 30 minutos, aproximadamente.

  3. Para la salsa holandesa, lo primero es clarificar la mantequilla. Poner en una olla a baño María sin que hierva el agua. Cuando la mantequilla esté derretida se va a formar una capa blanca (suero lácteo) en la parte superior, retirar con una espumadera y botar. El resultado será un líquido amarillo transparente, sin el tono lechoso de la mantequilla. Esperar que se enfríe y reservar.

  4. En un bowl a baño María (sin que hierva el agua), poner las 2 yemas y batir a mano, hasta que doblen su tamaño. Agregar el jugo de limón lentamente. De a poco, agregar la mantequilla clarificada en forma de hilo, como si se estuviera haciendo una mayonesa, y la cúrcuma.

  5. Poner los botes de ají, un poco de salsa holandesa encima, y los piñones tostados para decorar. Al servir, cortar el ají de manera que queden bocados que contengan un camarón y el ají que lo envuelve.