Ingredientes

  • 200 g de harina sin polvos de hornear
  • 1 ½ cucharada de polvos de hornear (16 g)
  • 3 huevos
  • ½ taza de aceite de oliva
  • ¼ de taza de leche o de vino blanco
  • 1 cucharada de romero fresco, picado fino
  • 250 g de queso emmental o chanco, rallado grueso
  • 50 g de aceitunas negras deshuesadas, picadas gruesas
  • 50 g de tomates deshidratados (hidratados), picados gruesos
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación:

  1. En un bowl mezclar la harina, polvos y el queso. En otro bowl poner los tres huevos batidos junto a la leche o vino, el aceite de oliva, sal y pimienta a gusto y las aceitunas, romero y tomates.

  2. Mezclar todos los ingredientes en un bowl, igual que para preparar un queque. Poner en un molde de pan enmantequillado de unos 20 cm de largo. Hornear a 200° C por 45 minutos, o hasta que la superficie esté dorada y firme al tacto. No debe quedar excesivamente seco. Una vez tibio, desmoldar y servir de inmediato.

  3. Lo ideal es hornearlo a última hora. Puede dejarse la mezcla del pan en el molde unas 3 ó 4 horas antes y refrigerarlo hasta el momento de hornear.

  4. Si se hace en moldes individuales (como en la foto), el tiempo de cocción es de 30 minutos.