Ingredientes

  • 8 pimentones rojos y/o amarillos
  • 4 dientes de ajo 16 filetes de anchoas grandes
  • Sal
  • Pimienta negra de molinillo
  • Orégano
  • 3 cucharadas de alcaparras
  • 3/4 de taza de aceite de oliva extra virgen
  • Baguette para acompañar

Preparación:

  1. Poner los pimentones sobre la rejilla del horno en la parte superior y dejarlos cocinar en la función grill. También se pueden asar directamente sobre la llama de la cocina o usando una plancha de fierro sobre la misma llama. Esperar hasta que se pongan negros por un lado y luego dar vuelta, siguiendo el mismo proceso. La idea es que queden completamente carbonizados. Ponerlos en una bolsa plástica cerrada y esperar hasta que estén tibios. Sacarlos y removerles la piel con los dedos. Cortar los pimientos en juliana, sacarles las pepas y la vena. Secarlos con toalla de papel absorbente. Jamás enjuagarlos. Reservar.

  2. Aparte, triturar los dientes de ajo con el mango de un cuchillo grande, sacarles la cáscara y botarla.
    Escoger una fuente lo suficientemente profunda y, en el fondo, poner una capa de pimientos, luego cubrirlos con 4 a 5 filetes de anchoas, agregar sal, pimienta, orégano, alcaparras y un diente de ajo. Repetir el proceso hasta que se acaben los ingredientes. Sobre ellos, poner aceite de oliva hasta que se cubra la capa superior.

  3. Marinar por al menos 2 horas antes de servir. Si los va a comer el mismo día, no refrigerar. Si no, cubrir la fuente con film plástico y guardar en el refrigerador hasta una hora antes de comerlos, para que estén a temperatura ambiente. Lo mejor es dejarlos macerar entre tres a siete días. Si no le gusta tanto el ajo, sáquelo después de 24 horas. Acompañar con pan baguette.