Ingredientes

Para la masa

  • 1 ½ tazas de harina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ½ cucharada de sal
  • 1 ½ pan de mantequilla sin sal en cubos, muy helada
  • 3 cucharadas de crema ácida

Para el relleno

  • 1 pan de mantequilla sin sal
  • 1 ½ taza de azúcar
  • 11 manzanas medianas (depende del tamaño) cortadas en gajos

Preparación:

  1. Mezclar la harina, el azúcar y la sal con la batidora eléctrica. Agregar la mantequilla cortada en cubos y revolver hasta que quede como porotitos. Agregar la crema ácida hasta que se una (ir viendo la consistencia). Tapar la masa con film plástico y llevar al refrigerador por al menos 2 horas.

  2. Para el relleno, poner la mantequilla en un sartén alto, reservar 2 cucharadas de azúcar y agregar el resto sobre la mantequilla. Poner el sartén a fuego medio y dejar hasta que la mezcla comience a burbujear.

  3. Sacar del fuego y poner las manzanas con las puntas para arriba por el borde del sartén y el interior. Espolvorear con las dos cucharadas de azúcar reservadas.

  4. Poner el sartén a fuego medio alto y cocinar hasta que se forme un almíbar dorado, poniendo más manzanas si se forman huecos (de 30 a 45 minutos). Sacar del fuego y enrollar el mango del sartén en varias capas de papel aluminio.

  5. Sacar la masa del refrigerador y estirar sobre una superficie plana enharinada. Hacer un círculo del tamaño del sartén y poner encima de las manzanas en el sartén, cubriéndolas por todos lados, presionando los bordes. Hacer cuatro cortes en la masa para que salga el vapor. En el mismo sartén, llevar al horno por alrededor de 30 minutos o hasta que esté dorada.

  6. Sacar del horno y esperar un minuto. Con un cuchillo desprender los bordes y dar vuelta poniendo un plato sobre el sartén. Dejar entibiar y servir con helado de vainilla.