Ingredientes

  • 500 g de nueces peladas y molidas
  • 6 huevos
  • 225 g de azúcar flor
  • 4 cucharadas de sémola
  • 4 tarros de leche condensada (cocidos son manjar blanco)
  • 2 pliegos de papel mantequilla
  • 1 plato redondo de más de 26 cm de diámetro
  • 1 lápiz mina
  • 3 cucharadas soperas de mantequilla

Preparación:

  1. Para el bizcocho de la torta, batir las yemas con el azúcar y agregar las claras batidas a nieve, luego las nueces molidas. Revolver con mucho cuidado de arriba hacia abajo con una cuchara de palo para incorporar la mezcla. Gradualmente agregar la sémola.

  2. Hacer los moldes de las capas de la siguiente manera: poner el plato redondo sobre el papel mantequilla y con el lápiz delinear el borde. Recortar. Hacer cinco moldes. Enmantequillar cada uno, dejando dos centímetros de borde sin mantequilla. Sobre cada uno, repartir la mezcla y llevar al horno por ocho a diez minutos a fuego lento. Alcanza para cuatro a cinco capas.

  3. Cocer los cuatro tarros de leche condensada en una olla a presión con una cáscara de limón, hasta que se hagan manjar blanco. Dejar enfriar.

  4. Mezclar el manjar con nueces molidas y cubrir cada capa con la mezcla. Sobreponer cada una de las capas.

  5. Con lo que sobre de manjar cubrir la torta; espolvorear con nueces molidas.