Ingredientes

  • 3 huevos
  • 410 ml de leche descremada
  • 240 g de harina integral
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • 110 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de queso parmesano
  • 1 cucharadita de orégano

Preparación:

  1. Derretir la mantequilla y mezclar con los huevos batidos y la leche.

  2. Añadir la harina, los polvos de hornear, el queso parmesano, el orégano y la sal.

  3. Revolver bien con un batidor manual hasta obtener una mezcla homogénea.

  4. Precalentar el horno a 220° C. Verter la mezcla sobre los moldes de silicona para waffles (yo uso los de marca Lékué). Ponerlos sobre la lata del horno, en la parte media, y hornear durante 8 a 9 minutos.

  5. Sacar del horno. Desmoldar los waffles sobre la lata y cocinar con el lado dibujado hacia arriba por otros 4 a 5 minutos más, hasta que se doren.

  6. Servirlos tibios con albahaca fresca, tomates deshidratados en aceite de oliva y queso de cabra.