En el verano las terrazas se transforman en el otro living, eso sí, uno más relajado, más suelto y donde se puede experimentar con elementos que no tienen cabida en el interior. Fogones, pisos de baldosas, tablones o adoquines, techos con luz y sombra, maceteros, ventiladores… las alternativas son muchas y aquí te mostramos algunas.

LUZ Y SOMBRA

Las terrazas tienen que ser cómodas, sin el sol golpeando en la cara ni el frío de la noche helando los huesos. Los techos de palitos son una gran solución, porque no sólo protegen, sino que además dan un lindo efecto de luz y sombra.

 

BAJO LOS ÁRBOLES

Esta es una opción cuando no se tiene mucho presupuesto. Basta una buena sombra, una linda mesa y ¡listo! Es el mejor lugar para pasar el verano.

 

EN OBRA

No hay mejor solución para el exterior porque resisten muy bien el sol y el agua. Además, son perfectos para maximizar los espacios y continuar, a través de ellos, la arquitectura de la casa ya sea en la playa, el campo o la ciudad.

 

BALDOSAS

Los pisos de baldosas no pueden ser más decorativos y proporcionan una infinidad de combinaciones de colores, gráficas y diseños. Además resisten bien todo tipo de climas y tienen una linda vejez.

 

DECK

La madera regala nobleza y calidad a las terrazas y, sobre todo, producen un lindo contraste entre el interior y el exterior de la casa. Antes era necesario mantenerlas permanentemente, pero hoy ese ya no es tema, porque hay productos muy resistentes a la humedad.

 

LISTADO

Las lonas rayadas son súper sentadoras para las terrazas. De colores o en blanco y negro, le imprimen una gracia especial a cualquier espacio. Un clásico.

 

BLANCO Y NEGRO

No hay caso con esta combinación: se ve bien donde la pongan. Y las terrazas no son la excepción. Es una alternativa elegante, limpia y fresca.

 

QUINCHO

Esto es vivir la casa al exterior, pero con todas las comodidades de adentro. Puede ser un quincho súper producido, con living, cocina, comedor, o bien sólo una estructura de madera sobre la playa…