El gusto es doble cuando la buena arquitectura llega a sectores vulnerables y se transforma en un referente que aporta al desarrollo de la vida comunitaria. Y triple cuando es en regiones. El Centro Cívico Boca Sur, obra del arquitecto Smiljan Radic, despliega lo mejor de nuestra arquitectura contemporánea al servicio de lo que todos queremos: una mejor vida de barrio. 

En el sur de Chile, al sur de Concepción y en la ladera sur del río Bío Bío, que justo aquí llega al mar –todo lo que explica lo de “Boca Sur”–, el centro cívico recientemente inaugurado en diciembre de 2017, y después de 11 años de trabajo, ha transformado un extenso terreno eriazo que generaba inseguridad a la población, en la moderna nueva entrada a este barrio perteneciente a la comuna de San Pedro de la Paz. 

En 2006, el programa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo “Quiero Mi Barrio” se propuso mejorar la calidad de vida de las personas a través de proyectos que involucraran a los municipios y a las propias comunidades, y que buscaran la recuperación de espacios públicos, fortaleciendo el tejido social. Fue así como nació, en San Pedro de la Paz, la idea de hacer el Centro Cívico Boca Sur, todo un hito dentro de la comuna. Para su realización, se hizo un llamado a concurso, que fue adjudicado a los arquitectos Eduardo Castillo y Danilo Lazcano, liderados por Smiljan Radic, en 2009.

El proyecto se emplaza en un terreno de casi 15 mil metros cuadrados que fue expropiado por el Serviu, entre parcelas agrícolas y un gran sector de 80 kilómetros de dunas, donde se conectan las nuevas vías de mejoramiento de acceso al barrio Boca Sur. El encargo incluía incorporar el edificio de la Cuarta Compañía de Bomberos de la comuna, con multicanchas, juegos para niños, una biblioteca, un salón multiusos, una sala de atención municipal a los ciudadanos y algunos espacios comerciales. En la definición del proyecto, fue clave la incorporación de los requerimientos planteados por la propia comunidad del sector a través de consultas, reuniones de trabajo y un diálogo permanente.

La gran construcción que hoy se puede ver es un espacio de gran flexibilidad, cuyo perímetro quedó definido por la Estación de Bomberos por un costado, con su rojo institucional a todo lo largo como una extensa barra de hormigón armado, y una estructura blanca acompañando el sentido de la calle de enfrente, con la biblioteca y los otros servicios, tras un muro negro. Entre ambos, queda contenido y protegido el sector de canchas, juegos, una zona de venta para los horticultores de Boca Sur y un anfiteatro. Una pasarela elevada con forma de S, que incluye una torre-reloj digital frente a la Compañía de Bomberos, ofrece nuevos recorridos y vistas del lugar, a la vez que da continuidad y fluidez al programa.

“Este es un programa que ha hecho que salgan a flote todas las virtudes, los sueños y el coraje de las familias de Boca Sur y lo hacen porque al final este barrio se ha ido transformando en un barrio que cada vez se quiere más, rompiendo el estigma y demostrando que aquí hay muchas personas que luchan por vivir mejor, por construir un mejor país y un mejor barrio”, dijo Paulina Saball, la exministra de Vivienda y Urbanismo (2014-2018), al inaugurar el centro cívico.

La obra implicó una inversión de más de tres mil millones de pesos y fue levantada por la Constructora Claro, Vicuña, Valenzuela S.A. Las 4 mil familias del sector hoy gozan en el lugar y celebran contar con un nuevo espacio para convivir y proyectar el futuro: “Este fue un sueño que estamos cumpliendo y estamos muy orgullosos de tener este hermoso barrio. Hago un llamado a los vecinos a cuidar las nuevas instalaciones, porque son de todos, de nuestros hijos y de nuestros nietos. Esta obra va a dar un valor inmenso a nuestro barrio con una mejor calidad de vida”, expresó la presidenta del Comité Vecinal de Desarrollo, Nubia Navarrete.