Recorre la imperdible exposición de Jean-Michel Basquiat en Nueva York

“Pocas exhibiciones han sido capaces de lograr esto”, publicaron en Time Out New York. Es que la muestra King Pleasure es una mirada muy íntima a la obra de Basquiat, como solo su familia lo podría lograr.

King Pleasure es el nombre de la exposición de Jean-Michel Basquiat que, por primera vez, muestra la colección familiar, entregando una visión muy íntima de su trabajo. Organizada por sus hermanas, Lisane Basquiat y Jeanine Heriveaux, quienes actuaron como productoras ejecutivas, el objetivo siempre fue mostrar facetas menos conocidas del artista, que murió en 1987, a los 27 años. 

“Creo que nuestra misión era realmente entregar un poco más de contexto a la vida de Jean-Michel. Hubo personas que hablaron sobre su vida antes que nosotros, y lo hicieron desde una mirada muy estrecha del tiempo que pasaron con él”, contó Lisane Basquiat. “Entonces, para nosotros, se trata de compartir una perspectiva de la vida de Jean-Michel que solo su familia podría compartir. Realmente no hay nadie más que pueda contar esta parte de la historia”.

La exhibición cuenta con más de 200 pinturas, dibujos, presentaciones multimedia, objetos y artefactos nunca antes vistos, que permiten contar la historia de Jean-Michel desde una perspectiva íntima, entrelazando sus esfuerzos artísticos con su vida personal, sus influencias y la época en la que vivió. Incluso Spotify estrenó una serie de playlists titulados Listen Like Basquiat, que permiten escuchar desde la música que lo marcó en su infancia, hasta la que lo inspiró en su creación artística. 

El diseño de la exhibición estuvo a cargo del arquitecto David Adjaye, fundador de Adjaye Associates, que tiene estudios en Accra, Londres y Nueva York y que estuvo a cargo del diseño del Smithsonian National Museum of African American History & Culture, en Washington. Para esta muestra, el encargo fue muy claro: la idea no era exhibir las distintas piezas como artefactos y objetos adquiridos por coleccionistas e instituciones, sino ver su arte como un proceso, encontrando momentos que permitieran contextualizar sus referencias e influencias. “El encargo requería un replanteamiento radical de la típica galería de arte de paredes blancas, para incorporar y desarrollar un entorno inmersivo que muestra no solo su célebre obra de arte, sino también la poética visual, desde fragmentos de su casa en Brooklyn, hasta la exhibición de reliquias familiares y artefactos personales, como la bicicleta con la que recorría la ciudad, y las esculturas y objetos que coleccionó durante sus

viajes a África”, cuentan desde el estudio de Adjaye.

¿Quieres saber más? Visita el sitio de la exposición King Pleasure.