Matices industriales

Usar de manera inteligente los metros cuadrados disponibles a la hora de construir y decorar, es lo que marca la diferencia entre el diseño de primera categoría y los competidores promedio. Así fue como se pensó esta casa en Singapur.

Gran parte de las casas que muestran las clásicas revistas de decoración, tanto chilenas como del extranjero, son las que crean una mayor sensación de espacio. Y es que hoy es difícil que una ciudad tenga mucho espacio para crear grandes casas, por lo que las que hay, se agradecen.

Pero no solo se trata de que haya mucho espacio, sino también de usar de manera inteligente los metros cuadrados que haya disponibles. Eso es lo que separa el diseño de primera categoría de sus competidores promedio.

Así fue cómo surgió esta casa. Diseñada para una joven pareja, con un estilo de vida moderno, esta casa en Singapur fue hecha a la medida. A mano, con cuidado y mucha creatividad, la oficina de Diseñadores Vievva, combinó el ambiente contemporáneo con matices industriales para ofrecer un espacio de vida único y fascinante.

Los dueños de casa tuvieron pocas peticiones, dicen desde Decoist, pero sí tenían un requerimiento: Que la casa tuviera elementos particulares del diseño industrial, tales como dejar los muros de hormigón a la vista y la iluminación. El resultado es un perfecto equilibrio entre ese mundo y el moderno, que se puede ver reflejado, por ejemplo, en la modesta sala de estar que destaca por un hermoso muro de hormigón en bruto, que cautiva con las luces colgantes Tom Dixon y sus superficies de madera.

Uno de los dos dormitorios que tenía el departamento fue convertido en un lindo estudio y espacio de trabajo para la pareja. Al tener puertas correderas de cristal, el estudio también se puede convertir en una habitación de invitados cuando sea necesario, mientras que el segundo dormitorio junto a la suite principal se ha transformado en un amplio y elegante vestidor.