Phillip Thomas remodeló este departamento en Nueva York para una pareja de coleccionistas de arte

Después que sus hijos se fueron de la casa, esta pareja le pidió al interiorista Phillip Thomas que le diera nueva vida a su departamento frente al Central Park.

Ubicado en uno de los edificios más icónicos de Nueva York y con vistas a Central Park, este departamento fue remodelado por el interiorista Phillip Thomas. Sus dueños, una pareja de abogados, querían darle un nuevo estilo después que sus hijos, ya mayores, se fueron de la casa.

Antes de la llegada de Phillip, el departamento tenía un look muy tradicional, con colores fuertes y muchas texturas. Pero después, el espacio se transformó en un lugar acogedor, con una atmósfera cálida que, tal como describe Phillip, “parece flotar sobre los árboles de Central Park”. Además, Thomas eligió una paleta de colores clara, donde el color topo se transformó en el telón de fondo para la gran colección de arte de los dueños de casa.

Parte importante del proyecto tuvo que ver exactamente con eso: curar y reorganizar la colección de arte, que incluye obras de artistas como Fernando Botero, Henri Matisse y Claudio Bravo, pero también otros más contemporáneos como Ferndando Valdez, Thomas Sanchez y Juan Genovés. Con más arte que paredes, uno de los grandes desafíos de Phillip fue ser creativo con la ubicación de estas obras, para asegurarse que cada uno tuviera la atención necesaria.

Junto con darle más luz a los espacios a través de la elección de colores, para Phillip también fue muy importante respetar el legado del edificio. Por eso, recuperó la mayor cantidad de detalles históricos, y los que no se pudieron recuperar, fueron recreados. Eso junto a las terminaciones de lujo, texturas muy bien pensadas y comodidades modernas, lograron convertir este espacio en un lugar que sorprende desde el primer momento.