Pragmático

Este moderno departamento es un excelente ejemplo de cómo se puede reconstruir en vez de destruir.

La reutilización adaptativa se ha convertido en una especie de mantra entre arquitectos y diseñadores en los últimos años.

En términos económicos, no tiene mucho sentido destrozar una casa para construir una nueva, si en su lugar se puede hacer una modificación inteligente de la estructura ya existente para adaptarse a las necesidades de los nuevos dueños.

En una ciudad como Hong Kong, donde los precios inmobiliarios pueden elevarse casi tan alto como sus impresionantes rascacielos, Mass Operations tomó una antigua propiedad industrial y la convirtió en un departamento ergonómico y con estilo. El Art Collector’s Loft es un excelente ejemplo de renovación ingeniosa y amiga con el presupuesto disponible.

Los 722 metros cuadrados de la construcción se ven aún más grande debido a las ingeniosas divisiones internas que apenas fragmentan el espacio visual.

La amplia sala de estar incluye también un comedor, con la cocina escondida tras puertas corredizas de color oscuro.

Este es una construcción von evidente look industrial con superficies de concreto expuestas dominando el diseño visual, que se complementan con la colección de arte y libros que tienen un lugar predominante en cada pieza.

No se pierda las fotos de este impresionante loft ubicado en Hong Kong.