Ingredientes

  • 4 duraznos (tipo nectarines)
  • 100 g de queso azul desgranado con la mano
  • 200 g de láminas de jamón serrano
  • 100 g de rúcula fresca
  • Aceite de oliva
  • 2 tazas de vinagre balsámico
  • Sal de mar y pimienta
  • Jugo de 1 limón

Preparación:

  1. Reducir a fuego medio las dos tazas de vinagre balsámico, hasta que se haya reducido por lo menos a la mitad (30 minutos aproximadamente); debe tener la textura de una salsa. Dejar enfriar y reservar.

  2. Cortar los duraznos en mitades, retirar los cuescos y aliñar con aceite de oliva, jugo de limón, sal y pimienta. Luego, sobre un grill bien caliente, asar por la cara del cuesco, hasta que estén bien dorados (8 minutos aproximadamente).

  3. Aliñar la rúcula con jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta.

  4. Para el montaje, en un plato, esparcir un poco de la reducción de balsámico. Luego, repartir unas hojas de rúcula, mezcladas con unas láminas de jamón serrano. Disponer los duraznos, con su cara asada hacia arriba y sobre éstos agregar el queso azul desgranado.