Ingredientes

• 130 g de queso roquefort

  taza de harina

• 3 cucharadas de maicena

• Una pizca de sal

• Una pizca de pimienta

• 1 clara de huevo

• Semillas de sésamo negras y blancas, para decorar

Preparación:

  1. En la procesadora de alimentos poner el queso roquefort, la harina, la maicena, la sal y pimienta, y procesar hasta formar una masa. Retirar la masa.

    En una superficie enharinada hacer un rollo con la masa, envolverlo en film plástico y refrigerar al menos 24 horas o hasta que el rollo esté duro (dura 1 semana aproximadamente en el refrigerador).

    Con un cuchillo afilado cortar en rodajas de 0,5 cm de espesor aproximadamente, y poner separadas entre sí en una lata de horno enmantequillada o en una lámina de silicona, para que no se peguen entre ellas. Pincelar con una clara batida y decorar con sésamo negro y sésamo blanco; también se puede dejar algunas sin sésamo. Colocar en horno precalentado a 1800C por 15 minutos o hasta que estén doradas. Sacar del horno (salen blandas) y dejar enfriar para que se endurezcan. Se pueden guardar en caja de lata.

    Se sirven de aperitivo, frías o calientes.