Ingredientes

  1 kilo de filete de trucha, con piel

• 5 cucharadas de hojas de té (Lapsang Souchon o Darjeeling)

• 2 cucharadas de semillas de cilantro

• 2 cucharadas de granos de pimienta negra

  160 g de sal rosada gruesa

• 2 cucharadas de azúcar rubia

• Cáscara de 2 limones

• 2 cucharadas de Pernod o Vodka

Preparación:

  1. Tostar unos minutos la pimienta y las semillas de cilantro en un sartén a fuego bajo, para que despierten los aromas.

  2. Con un mortero, preparar la mezcla de curado moliendo las hojas de té, pimienta y semillas de cilantro hasta lograr un polvo grueso. Transferir a un bol pequeño y agregar la sal rosada, azúcar, cáscaras de limón y mezclar todos los ingredientes.

  3. Secar la trucha con papel absorbente y fijarse que no tenga espinas. Cortar un trozo de papel aluminio del tamaño suficiente para luego envolver el pescado. Ponerlo al centro y pincelarlo por ambos lados con Pernod o Vodka.

  4. Espolvorear la mezcla de curado sobre el pescado hasta que esté completamente cubierto. Darlo vuelta y cubrir uniformemente con el resto de la mezcla. Envolver en papel aluminio, poner en una fuente y refrigerar de 36 a 48 horas (según la consistencia deseada).

  5. Abrir el papel aluminio, lavar el pescado bajo un chorro de agua, secar con papel absorbente y descartar el resto de la mezcla y el líquido.

  6. Para servir, cortar finas láminas con un cuchillo afilado en un ángulo de 45º.
    El pescado se mantiene en buenas condiciones refrigerado por una semana aproximadamente.