Ingredientes

  • 190 g de harina blanca sin polvos de hornear
  • 190 g de harina integral puede ser también solo blanca, sería 380g en total
  • 30 g de azúcar blanca
  • 1 cucharadita de sal
  • 11 g de levadura instantánea
  • 20 g de mantequilla derretida y enfriada a temperatura ambiente (puede ser con o sin sal)
  • 225 ml de agua tibia
  • 4 cucharadas de semillas de maravilla (opcional)

 

  • 2 cucharadas de leche entera para pintar el pan antes del horno
  • 1 cucharada de avena para decorar (opcional)

Preparación:

  1. Poner todos los ingredientes (menos la leche y la avena) en el bol de una batidora y batir con el accesorio de gancho por 20 minutos o hasta que pase la prueba de la ventana. También se puede amasar a mano por unos 30 minutos. Para ver si pasa la prueba de la ventana, tomar una pequeña porción y estirar con cuidado. Si se puede ver la luz a través de ella sin que se rompa, ya no hay que seguir amasando.

  2. Poner en un bol limpio tapado con un paño de cocina húmedo y dejar leudar en un lugar cálido hasta que doble su tamaño (por 40 minutos a 1 hora).

  3. Estirar la masa al largo del molde con un uslero y luego enrollarlo, conservando el largo del molde. Luego va adentro de un molde aceitado (de 22 x 11 cm) para leudar.

  4. Leudar en un lugar cálido por otros 40 minutos a 1 hora o hasta que doble su tamaño nuevamente.

    Pintar con la leche por encima y espolvorear con hojuelas de avena.

  5. Hornear en un horno precalentado a 180º C por 35 a 45 minutos o hasta que esté dorado por arriba.