Ingredientes

  • 1 zapallito italiano verde
  • 1 zapallito italiano amarillo
  • 1 zanahoria
  • 2 huevos chicos
  • 200 ml de crema
  • 1 cucharadita de albahaca en polvo
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de romero
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 2 cucharaditas de sal
  • Masa de pascualina

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 220° C.

    Lo ideal es que los zapallitos y la zanahoria sean más o menos del mismo porte.

    Poner la masa de pascualina en un molde de tarta y hornear por 15 minutos (para que no se infle se le pueden poner pesos y hacer hoyitos con el tenedor).

  2. Mientras se cocina la masa, cortar los zapallitos italianos y la zanahoria con la mandolina, a lo largo.

  3. Sacar la masa del horno y dejar a temperatura ambiente enfriando un poco.

  4. En un bol, mezclar bien los huevos, la crema y los aliños.

  5. Para empezar la forma de la tarta usar los zapallos que son más blanditos y hacer un rollito intercalando colores e ir agrandando la rueda sin apretar tanto (esto es más fácil si se hace en el mesón o en una tabla). Cuando está lo suficientemente firme, montar en el molde de tarta.

  6. Poner la mezcla del bol sobre la masa de pascualina y la rueda de zapallitos en el medio (esta mezcla va a ayudar a que no se suelten las verduras y va a ser más fácil completar todo el molde). Terminar la rueda de zapallitos hasta topar con los bordes (no hay que hacerla muy apretada).

  7. Una vez lista, agregar la zanahoria entremedio de los zucchini. Como es más dura es muy difícil de enrollar, por eso es mejor hacerlo al final.

    Espolvorear sal y pimienta y un chorro de aceite de oliva y hornear por 30 minutos.

    Usar un cuchillo bien afilado para cortar cada pedazo, así no se desarma.