Es creativa, sensible y le encantan los desafíos. Comenzó diseñando muebles con su amiga Bernardita del Solar, trabajó en la productora de Rosita Parsons en Echinuco y fue gerente de marketing de la revista Report. Desde entonces en el mundo editorial se la pelean porque sabe integrar como nadie el contenido editorial con el comercial. Este año comienza una nueva etapa como gerente de ventas de Antumalal, una marca de decoración y ropa de lujo, donde dice que está aprendiendo algo nuevo cada día. Lectora voraz, coleccionista de piedras y mamá de cuatro niños, en esta entrevista se dio cuenta que hay cosas que lleva haciendo desde chica: “Entenderlo fue como reencontrarme con mis tradiciones”, dice.

  • Ocupo Kenzo Pour Homme desde que tengo 16 años. Algunos me dicen: ¿cómo ocupas uno de hombre? Pero sí, me encanta, me siento empoderada, sin debilidades cuando lo uso. Cada día me cuesta más encontrarlo.

  • Leo mucho, pero este es un libro muy importante porque me lo regaló mi abuelo Fernando Risopatrón Guzmán. Son versos para la declamación. Hay poemas preciosos, me encanta la poesía.

  • Este caballito de mar lo encontré en Egipto, durante un viaje que hicimos recorriendo el Nilo, justo en el lugar donde se supone que estaba el Faro de Alejandría. Nunca había visto uno y lo encontré precioso.

  • Mi película favorita es Great Expectations de Alfonso Cuarón, él es un director muy cuidadoso con los detalles de todas sus películas, pero en esta especialmente. Es una de las adaptaciones de libro a película mejor logradas que he visto. Me encanta la banda sonora.

  • Me encantan los M&M, tienen que ser los amarillos con maní adentro.

  • Esta es una de las pocas cosas buenas, de marca, que tengo y fue un regalo de mi amiga Berni del Solar. Lo ocupo ene. Te lo puedes poner con algo elegante pero también con algo más informal.

  • Me gusta recoger piedras, en especial las que tienen un detalle. Le he pegado la maña a mis niños; al principio me miraban como loca, pero ahora, donde van las recolectan. Se ha convertido en una tradición familiar. Tengo piedras de viajes, de las vacaciones en el sur y de Farellones.

  • El lápiz bic tiene que ser azul y de punta gruesa. Cuando no tengo uno en mi cartera me frustro un poco, puedo usar otro lápiz pero no es lo mismo.

  • Escribo diarios de vida desde que soy chica. Cada uno marca una época: en el colegio, lleno de colores; en la época universitaria, en croqueras y ahora voy a empezar unas libretas que compré en Barnes & Noble. A veces los vuelvo a leer y me sorprendo de cómo he cambiado, pero hay cosas que siguen siendo iguales. Es un gran ejercicio de memoria.

  • Soy obsesiva por el Blistex, mi favorito es el Carmex y siempre le encargo uno a alguien que viaja. Ando siempre con uno (o más de uno) en la cartera.

  • Todas las semanas compro el Kino a medias con mi amigo Vicho. La semana pasada estuvimos a un número de ganarnos 2.100 millones, con 13 aciertos.

  • Estos cuadros son de Kilima, una marca chilena que trabaja con perfiles y siluetas recortadas en papel. Es un trabajo muy fino. En su página web puedes armar los colores de los papeles, el tipo de figura, las medidas y los marcos, todo. En mi casa quiero armar un muro entretenido con ellos.

  • Este corazón me lo trajo Vicho, mi mejor amigo de la vida. Lo compró en Florencia y él se quedó con uno igual. Así que cada uno tiene el suyo. Por dentro tiene unas campanitas que suenan, es precioso, y representa todo lo que es Vicho.

  • Los zapatos Pluma los ocupaba cuando chica y ahora me reencontré con ellos, tienen una onda media vintage y son comodísimos. Son de cuero y tengo en muchos colores.

  • Este mala me lo trajo mi amiga Giselle Kattan de la India,
    ella está muy metida en lo que son las danzas tradicionales indias. Cuando estoy con las energías bajas me lo pongo para que me dé buenas vibras.

  • Estos chales de baby alpaca Antumalal son increíbles. Típico que la gente los quiere como pieceras, pero yo los uso para todo, desde para taparme cuando estoy viendo una película, hasta como chal enrollado cuando hace frío. Ahora fui al sur y los ocupé mucho.