Ranking ED 2014: Mejor Paisajista Juan Grimm

Juan Grimm Ranking ED

Su trabajo ha traspasado fronteras gracias a su particular estilo. Su punto de partida es la naturaleza, la que imita a la perfección en cada uno de sus encargos. Las suyas son obras grandiosas y fue exactamente ese el motivo por el que dos viñas chilenas dejaron en sus manos la reconstrucción de sus jardines.

Su nombre es sinónimo de parques y jardines exuberantes y generosos. Su marca es el respeto que tiene por el entorno natural y por tratar de incorporarlo a cada uno de sus encargos. Por lo mismo, Juan Grimm se ha consagrado como el mejor, no sólo a nivel nacional sino también en el extranjero. A estas alturas su trabajo se ha extendido por todo Chile y Latinoamérica; ha sido invitado a dictar más de 40 conferencias alrededor del mundo, siendo la última en la Australian Landscape Conference 2013, donde dio cátedra a los mejores del mundo en esta materia… y por si fuera poco, por cuarta vez consecutiva lo premiamos en nuestro Ranking.

De profesión arquitecto, fue su infancia rodeada de vegetación la que lo hizo sentirse atraído hacia el paisajismo y su ayudantía para Esmee Cromie en la Universidad Católica, la que lo acercó todavía más; de ella aprendió a analizar los jardines. Así empezó a dedicarle cada vez más y más horas, siempre tratando de reproducir el paisaje de forma natural. Son 30 años de una exitosa carrera, más de 1.900 hectáreas diseñadas para parques privados en Chile, Uruguay y Argentina, 250 hectáreas de parques urbanos y más de 450 hectáreas de jardines.

Con una trayectoria así, no es de extrañar que las empresas más importantes del país se peleen por su trabajo. Ese fue el caso de las viñas Santa Carolina y Errázuriz, cuyos parques fueron completamente remodelados con tan buenos resultados que son el motivo por el que estamos premiando al paisajista en esta nueva versión del Ranking ED. Si bien ambos encargos fueron entregados hace un tiempo, el paisajista considera que recién ahora están listos, ya que les da un par de temporadas para que las especies se asienten.

Para la viña Santa Carolina la idea era participar en la remodelación de su jardín, iniciativa que formaba parte del proyecto de recuperación de su casona patronal y de la bodega después de los estragos que provocó el terremoto del 2010. Aquí era necesario reconstruir un jardín menor, que no tenía un orden ni una claridad en la circulación de su vegetación. “Fue como ordenarlos”, explica el paisajista. Para este lugar optó por construir espejos de agua y crear un paseo. Quiso dar la idea que la antigua casona estaba en medio de un pequeño parque. En resumen, hacerlo aún más atractivo, ya que recibe visitas constantemente, pues cada fin de semana se realizan eventos y matrimonios.

En el caso de la viña Errázuriz, se le pidió que participara en el desarrollo de su nueva cara en Panquehue. La oficina Claro Arquitectos proyectó la bodega Icono, que alberga en su interior el proceso de vinificación de sus vinos Premium. Una construcción de hormigón a la vista pigmentado blanco de casi tres mil metros cuadrados, con un diseño de líneas curvas que asemejan velas en espiral. El edificio contrasta con la bodega original de ladrillo que data de 1870, construida por encargo de su fundador Maximiano Errázuriz. La misión que se le dio a Juan Grimm fue integrar ambas estructuras a través del paisaje.

Para conseguirlo, eliminó el antiguo jardín cerrado de estilo francés para abrir la vista hacia los viñedos y hacia la nueva bodega. Diseñó una gran explanada con una línea de siete espejos de agua que va acompañada a los lados por diagonales de plantas que simulan el trazado de las parras de forma abstracta. “El jardín de alguna manera simboliza un poco el paisaje de viñas”. Todo bien verde, dejando de lado el colorido que entregan las flores. El recorrido sigue hasta la nueva bodega, donde el paisajista eligió un estilo más silvestre con pastos en maceteros para la escalera de ingreso –construida en mármol travertino– y plantas acuáticas para la pileta exterior. Juan Grimm reconoce que este fue un proyecto de gran importancia para él, ya que es una mezcla de lo natural con lo construido y de lo moderno con lo antiguo. Según él, eso es exactamente lo que lo hace único y le da identidad al jardín.

 

  • Viña Errázuriz.

  • Para las diagonales de plantas que acompañan los espejos de agua, el paisajista eligió especies como salvias arbustivas, bojs, coronas del poeta, mascantas y pitosporos tobiras.

  • Juan Grimm se inspiró en los viñedos que rodean las bodegas de la Viña Errázuriz en Panquehue para rediseñar su parque.

  • Viña Santa Carolina.

  • En el caso de la Viña Santa Carolina, la misión que se le dio fue reconstruir el jardín ya que no contaba con un orden ni claridad en la circulación de su vegetación.

  • En el caso de la Viña Santa Carolina, la misión que se le dio fue reconstruir el jardín ya que no contaba con un orden ni claridad en la circulación de su vegetación.

  • En el caso de la Viña Santa Carolina, la misión que se le dio fue reconstruir el jardín ya que no contaba con un orden ni claridad en la circulación de su vegetación.