LOS SIETE IMPRESCINDIBLES PARA UNA BUENA FIESTA

Hace un tiempo leí una columna de Danny Meyer, dueño de varios restoranes neoyorquinos y de una prestigiosa oficina de hospitality, donde daba sus “toques de oro” para una celebración. El primer consejo era pasarlo bien, porque si el anfitrión está estresado se transmite esa tensión; también decía que invitar a la casa era la mejor excusa para ordenar y terminar esos proyectos pendientes (como colgar un cuadro), y que siempre había que ser muy generoso, para que nadie se quedara con gusto a poco. Aquí algunos buenos datos para una noche perfecta y sin grandes complicaciones.

Ver mail aquí