Lucas Estévez: Después del premio que recibí en ARTStgo, “hay un antes y un después en mi trayectoria”

Durante estos ochos años de historia de ARTStgo, no sólo han pasado muchos artistas, sino que también muchos han visto su carrera despegar gracias a la muestra, que le ha dado un impulso a su trabajo, logrando no solo conectar con las audiencias sino lograr un reconocimiento y un salto, como es el caso del artista nacional Lucas Estévez, con quien conversamos sobre su obra, ARTStgo y mucho más.

 

La contraposición entre la digitalización, sus simbolismos, la máquina frente a lo real y la humanidad son temas centrales de tu trabajo. Cuéntanos un poco sobre tu obra, tu inspiración y tu proceso creativo.


“Nací en 1991, soy de una generación que creció en el limbo, entre el aire libre, estar fuera de casa todo el día jugando en la calle, jugar a disfrazarse o dibujar y, también, en paralelo a eso, vivir como la tecnología se iba integrando a nuestras vidas de a poco. Ese limbo es el equilibrio en mi generación entre la transición a lo “Cyborg”, la digitalización de la comunicación, los planos emotivos y la forma de relacionarnos entre nosotros mismos y nuestra desconexión o conexión con nuestro entorno.

 

Mi última exposición, “+ 56 9”, que lleva como título el prefijo de los celulares chilenos, designa un común denominador de todos quienes tienen celular, nombra una especie de alma del mundo mobil, que no refiere sólo a una estética relacionada a la publicidad, la gráfica, el diseño, las planimetrías de corte, los vectores y la estética digital, sino que también a un mundo emocional que se condensa en pequeños signos que resumen planos complejos del sentir; el emoji como un lenguaje paralelo, que a veces difuso y complejo es identitario de una generación como la nuestra, que nació y creció conectada a internet”.

 

ARTStgo es una muestra que busca conectar a los artistas nacionales con el público y democratizar el arte, ¿cómo viviste este acercamiento y por qué crees que es importante tener muestras como esta en Chile?

 

“Mi experiencia en ARTStgo fue bastante significativa para mi carrera como artista (emergente), además de estudiante. La primera vez que fui, junto a una galería con la que trabajaba en ese momento, fue una instancia muy provechosa porque me sirvió para dar a conocer mi trabajo de forma masiva, en un lugar donde circulaba mucha gente, tanto artistas (jóvenes y consagrados), coleccionistas, curadores, gente del mundo de la cultura en general (teatro, música, literatura), además de personas fuera del mundo del arte, transeúntes o interesados por el arte. Todo esto es muy interesante, porque aparte de vender algunas obras en la primera instancia, lo que ya significaba algo bueno, también uno intercambiaba mucho con la gente que pasaba y salían nuevas amistades, contactos, futuros colegas o colaboraciones. Creo que es una instancia en donde hay intercambio de ideas y conversaciones entre los artistas y los espectadores. Y, al ser gratis, se crea un ambiente de democratización del arte donde comprar no es lo esencial sino mas bien el intercambio y la interacción con el público.

 

La segunda vez que estuve ya significó algo mayor, y un trampolín en mi carrera, obteniendo el Premio de ARTStgo que en esa instancia era que el Museo de Artes Visuales MAVI adquiría la obra de uno de los artistas de la feria para incluirla en la colección privada del museo”.

 

¿De qué forma influyó en tu carrera el paso por ARTStgo? Sabemos que hoy tu trabajo es parte de la colección del MAVI.

“La segunda vez que estuve en ARTStgo fui, especialmente, porque en esa instancia habían 3 premios muy buenos, que podrían significar un trampolín o una evolución en mi carrera y ayudar a difundir mejor mi obra y propuesta artística. Los premios eran: una exposición individual en el Centro Cultural Lo Barnechea, una exposición individual en la Galería Tajamar y el otro era que el Museo de Artes Visuales (MAVI) adquiría una obra de uno de los artistas de la feria para su colección privada.

 

Recuerdo que para esa instancia mi objetivo principal era ganar alguno de esos premios. Entonces, mi estrategia fue no privilegiar el vender la obra especialmente, sino que apostar a ganar alguno de estos premios y darle un plus a mi trayectoria. Lo que hice fue, en vez de llenar el stand con obras pequeñas (más fáciles de vender), pinté una obra especialmente para el tamaño del stand, y puse un cuadro que ocupaba casi todo el espacio cuadrado, apostando así, con una sola obra, a competir por uno de estos premios. Afortunadamente la estrategia sirvió, y al parecer el jurado valoró mi propuesta, riesgo y apuesta. Así fue como me dieron el premio MAVI y terminé vendiendo la obra también, pero al MAVI, lo que también le dio un prestigio a mi obra y generó el interés de las galerías y agentes del círculo comercial de las artes en mi trabajo. Me ayudó mucho para mi carrera y podría decir que, después de este premio, hay un antes y un después en mi trayectoria”.

 

 ¿En qué estás trabajando ahora y dónde podemos ver tus obras?

“Ahora me encuentro en España, a punto de realizar una residencia artística en Barcelona, en un centro de arte contemporáneo llamado Piramidón, ubicado en Poble Nou. Muy contento, estoy preparando un nuevo proyecto que consta de una serie de pinturas y obras a realizar en un estudio de 40 metros cuadrados, que me proporciona la residencia durante 4 meses. Por ahora estoy preparando un poco a grandes rasgos el proyecto y comienzo a trabajar en eso en septiembre, para luego en diciembre exponer en una sala de exposiciones del centro de arte contemporáneo el resultado de todo mi trabajo y proceso investigativo de estos 4 meses.

 

Se podría decir que estoy comenzando una nueva etapa en mi carrera, ya que tengo nacionalidad española y quiero apostar a intentar mover mi obra por estos lados, darle un giro y un vuelco al trabajo sin perder el hilo de todo lo que he venido haciendo. Y, si bien tengo intenciones de quedarme por aquí, sí o sí volver el 2022 a Chile, entre otras cosas, para realizar mi segunda muestra individual junto a la galería con la que actualmente trabajo en Chile, Galería NAC. En este momento mis obras pueden verse en la trastienda de Galería NAC, en el concurso de Arte Joven de la galería Artespacio también tengo una obra y, bueno, en mis redes sociales (@lucasestevez )”.