Al borde de un lago en Quebec, esta cálida casa aprovecha las vistas al máximo

El encargo para el Atelier Pierre Thibault buscaba que los dueños de esta casa pudieran sentirse en contacto constante con la naturaleza. Y lo lograron con creces.

Nacida de la colaboración entre el estudio de arquitectura Atelier Pierre Thibault y Kastella, fabricantes y distribuidores de muebles de madera premium, esta casa en el sur de Quebec, Canadá, es un espacio para estar en contacto constante con la naturaleza, y eso se nota.

De hecho, la inspiración fue la creación de una gran terraza cubierta al aire libre, donde la familia pudiera vivir inmersa en los alrededores. Por eso, hicieron una construcción de un solo piso que se divide en dos y se conecta a través de un pasillo vidriado. Para los dos volúmenes principales proyectaron ventanas de piso a techo, que aprovechan al máximo las vistas panorámicas al lago y las montañas. «Compuesta por paredes de madera y piedra, la Residencia Lac-Brome se basa en la durabilidad y la nobleza de los materiales naturales para integrarse de manera refinada, elegante y modesta en su entorno», cuentan desde el Atelier Pierre Thibault.

Para la cocina, uno de los espacios protagonistas de esta casa, se construyeron dos islas ubicadas estratégicamente. Su objetivo era maximizar las vistas al lago y mantener el sentimiento acogedor de la casa con muebles hechos en nogal. La carpintería sigue más allá también, hacia el living y los dormitorios. 

En este proyecto, Kastella estuvo a cargo de todos los muebles y la carpintería. “Fue un proyecto inspirador y exigente, que tomó más de un año para planificar y completar”, cuentan. Los dueños de casa, amantes del diseño, eligieron madera de nogal con un acabado a base de agua como el material principal para el interior. “Los cálidos tonos caramelo de las paredes con paneles y los muebles integrados agregan profundidad y carácter a la nueva construcción”, dicen.