Atlante

Sofisticado, masculino e innovador, el diseño de este yate estuvo a cargo del reconocido dúo frances Gilles&Boissier. A bordo de este súper barco inspirado en los buques militares está todo pensado para el lujo y el descanso sobre el mar.

Los famosos arquitectos Patrick Gilles y Dorothée Boissier son los creadores del Atlante, un yate muy lujoso que tiene 55 metros de longitud por 11 metros de ancho, enteramente decorado al puro estilo de la firma francesa. La nave está equipada con un motor Caterpillar de 3512 C de 1230Kw@1800RPM, que alcanza un Top speed de 15 nudos y un cruising speed de 14 nudos.

El diseño de Atlante hace alusión a los elementos estilísticos de los buques militares, de formas cuadradas, líneas nítidas y soluciones innovadoras, todas combinadas con una extraordinaria atención a los detalles. El barco tiene cuatro cubiertas diferentes, una suite principal y cuatro cabinas que en total son capaces de recibir a 12 personas, además de los 13 miembros de la tripulación. Todos estos espacios interiores son muy íntimos y cada detalle ha sido cuidadosamente diseñado para garantizar la máxima privacidad.

Para su construcción los arquitectos interpretaron los requisitos del propietario, que quería un barco fuerte, muy masculino y deportivo. Trabajaron con los astilleros CRN de la ciudad italiana de Ancona, quienes creaon un casco totalmente construído en acero y aluminio. El dueño del Atlante participó personalmente en algunas fases iniciales de la construcción y supervisó detalles que se volvieron fundamentales. Por ejemplo quería que los pasamanos fueran de acero pulido con un innovador perfil trapezoidal, como si fuera un diamante que refleja la luz natural de una manera similar a la piedra preciosa.

Al beach club, un área totalmente abierta hacia el mar, se accede por un puente inferior. Tiene una zona de descanso equipada con cama de masaje y baño turco. Mientras, al lado izquerdo se encuentra el área de fitness con una sala de máquinas. Las cuatro cabinas de invitados están en el piso inferior, todas comunicadas con la cubierta principal. Y en la zona delantera de la cubierta inferior se encuentra el área dedicada a la tripulación. Este mega-yate también tiene una cubierta para aterrizaje de helicóperos hasta de 3 toneladas y cuenta con 3 garages para autos y botes inflables.
Una escalera de mármol Grigio Carnico y teca, conduce desde el beach club hacia la resplandeciente cubierta principal, que apuesta por nuevas propuestas estilísticas y de ingeniería. Esta área fue diseñada como un espacio múltiple, con una sala de estar que es ideal para el entretenimiento de los invitados, pero también puede usarse como sala de cine o salón de fiesta.

La cubierta superior tiene también su propio acceso y en ella hay otra gran sala de estar con muebles hechos a medida, que se suman al estilo general del barco y a las obras de arte, todas de gran impacto visual. Desde allí se accede a un puente integrado con pantallas informáticas intercambiables. En todos los espacios se destacan materiales y colores muy refinados. Mármoles de Carrara, de Verona y de Calacatta con tonalidades que van desde los blancos hasta los veteados más oscuros y se combinan a la perfección con las maderas de roble, abeto y alerce. El resultado es extremadamente sofisticado y elegante, una verdadera obra de arte de la navegación.