Esta casa en Inglaterra fue diseñada 100% online por la arquitecta brasileña Julliana Camargo

La remodelación y ampliación de esta casa en Norwich se hizo de forma completamente remota, rescatando un estilo muy brasileño, pero adaptado a las condiciones locales.

Cuando una pareja de clientes de la arquitecta brasileña Julliana Camargo decidió empezar una nueva etapa de su vida en Inglaterra, no dudaron en llamarla para que los ayudara en esta misión. El desafío no era solo la distancia, era también la pandemia: el proyecto tendría hacerse de manera completamente online, debido a las restricciones sanitarias. Desde su concepción hasta los últimos detalles, todo se hizo de forma remota.

Lo primero que hicieron al empezar con el proyecto -ubicado 160 kilómetros al norte de Londres, en Norwich- fue pensar en una ampliación. Al sumar 100 metros cuadrados, la casa ganó un nuevo living, una oficina, una cocina más amplia y un área para asados, además de algunos cambios en el flujo interior.

Otro gran desafío en este proyecto fue lograr adoptar un lenguaje que tuviera que ver con el origen brasileño de los dueños de casa y de la arquitecta, sobre todo en el interior. Para eso, instalaron grandes ventanales de marco negro, jugaron con la calidez de los ladrillos y lograron un ambiente mucho más cálido y contemporáneo a la vez. Además, los grandes tragaluces que se incorporaron reducen la necesidad de luz artificial, y permiten que el sol entre y entregue incluso más luz a los espacios.

La cocina la hicieron completamente integrada al área social, permitiendo una mayor conexión entre los invitados y los dueños de casa. Y aunque el estilo puede ser muy brasileño, el clima no acompaña tanto. Por eso, el quincho también es techado, para que pueda ser usado durante todo el año. 

Pero, ¿cómo lograron solucionar la logística de un proyecto así a la distancia? Lo principal fue el trabajo con empresas que tienen representación internacional, que permitió que el estudio de Julliana Camargo pudiera participar en cada una de las decisiones, a cientos de kilómetros de distancia.