Transformación

Nadie pensaría que detrás de la fachada de una bodega se encuentra una espaciosa casa en uno de los barrios más interesantes de Sydney, Australia.

El buen gusto de los loft del SoHo de Nueva York es una tendencia que se ha trasladado al resto del mundo. Y un ejemplo de este estilo de arquitectura y diseño que muchos han adoptado es esta construcción de 400 metros cuadrados transformada en casa privada. Ubicada en el moderno barrio de Darlinghurst (Sydney, Australia), 181 Palmer es una bodega que toma prestado el encanto de sus pares neoyorquinos y añade un toque de originalidad propia.

La bienvenida la da el primer piso con un espacioso living: un ambiente relajado y lleno de luz natural. El piso superior reúne el comedor, la cocina y la pieza principal junto a tres dormitorios adicionales.

Vea las imágenes y sorpréndase con la inesperada transformación de esta bodega.