Una casa en Brasil donde la naturaleza se integra con la arquitectura

Ubicada en la costa sureste del país, la construcción fue proyectada por la oficina Terra Capobianco y Galeria Arquitetos.

La naturaleza fue el punto de partida para esta casa que se encuentra escondida entre las luces y sombras de los árboles, y que está ubicada frente al mar en Praia Vermelha do Sul, en Ubatuba, cerca de Sao Paulo.

Proyectada por la oficina de arquitectura brasileña Terra Capobianco y Galeria Arquitetos, aquí destacan el uso de la madera junto al hormigón, como también los grandes ventanales, de piso a techo, que permiten la iluminación natural y la ventilación cruzada, una decisión de diseño que se tomó pensando en la comodidad de los habitantes.

La Casa dos Cajueiros (nombre del proyecto), de 792 metros cuadrados, fue construida aprovechando el desnivel de los árboles, por lo que en cada rincón se pueden ver troncos torcidos y ramas irregulares que se entremezclan con la construcción y que hacen que ésta pase desapercibida frente a los bañistas.

En total, son seis suites las que se distribuyen a lo largo de un pasillo de 33 metros de largo, que se construyeron de manera que tuvieran un desnivel entre ellas formando patios privados. El área social se encuentra abierta en 180 grados hacia la naturaleza y está protegida por un gran techo de madera, que ayuda a dar sombra a los espacios interiores.

terracapobianco.arq.br 

En Instagram, @terracapobianco