Un departamento en Santiago Centro donde reina el color

Muebles comprados en remates, otros en ferias y anticuarios, obras de arte y, sobre todo, mucho color, son los elementos que convierten a este departamento de poco más de 100 metros cuadrados en un lugar único. 

Antes de llegar a este departamento, sus dueños vivían en uno de 40 metros cuadrados en el centro de Santiago. Después de ocho años ahí, decidieron que era tiempo de cambiarse a un lugar un poco más grande, y empezaron a buscar para comprar. Dicen que vieron más de 30 departamentos, pero nada cumplía con lo que ellos buscaban. Un día, encontraron un pequeño aviso en El Mercurio que decía: Departamento antiguo, piso parquet, Santiago Centro. Sin foto ni más información. Pero eran tres de los requisitos que buscaban. Llamaron rápidamente y lograron saber algo más: estaba en un pasaje y tenía vista norte. Más requisitos cumplidos. Agendaron una visita y partieron. 

 

“Fuimos un día muy temprano y fue muy impresionante, porque realmente nos pasó una cosa como: este es el lugar donde queremos vivir. Fue como de película. Mi marido me tomó del brazo y me dijo: “tenemos que comprarlo ahora”. Sentimos que este era el departamento”, cuenta uno de sus dueños. Aunque el parquet estaba viejo y a todo le faltaba un poco de amor, estaban convencidos que este departamento en un edificio de 4 pisos construido en 1952, era lo que estaban buscando (..)*.

 

*Descubre la historia completa en ED Habitar.