Vivir en comunidad en Alcántara

La historia de esta casa no es solo la historia de esta casa. Es la historia de ocho casas, de un encuentro y de un proyecto común que se transformó en el espacio perfecto para ocho familias.  

 

Hace un par de años, Cristián Izquierdo, arquitecto socio de la oficina Izquierdo Lehmann, recibió un pedido: un conocido quería una casa con patio en el barrio El Golf, cerca del colegio de sus hijos. El problema era que en ese sector las casas antiguas eran muy caras y muy grandes. “De esas casas que estaban pensadas para una forma de vida que ya no se usa”, dice Cristián. Al poco tiempo, un cliente llegó con un pedido muy similar. Para enfrentar el alto costo del precio del suelo, estaba pensando en armar un proyecto inmobiliario de varias casas, un pequeño condominio. Cristián unió los puntos y los presentó.  

 

Rápidamente la idea inicial se transformó en una posibilidad real, y los dos interesados encontraron un terreno perfecto; un paño de 2 mil metros que tenía una casa enorme, bastante abandonada. De las conversaciones pasaron a los planos y Cristián les presentó el primer anteproyecto: un conjunto de ocho casas en un pasaje, que, como cuenta el arquitecto, fueron pensadas en una “escala de grises, desde el ámbito más público hasta lo privado”. En este proyecto la idea era no hablar de adentro y afuera, de la vereda y la casa, sino ir haciendo un paso gradual entre ambos espacios (…)*.

 

*Descubre la historia completa en ED Habitar.