101 años de Cortázar

Nació en Bruselas el 26 de agosto de 1914, pero como su padre trabajaba en la embajada argentina del país, a finales de la Primera Guerra Mundial él y su familia emprendieron rumbo a nuestro país vecino.

Julio Cortázar es reconocido hoy como uno de los escritores más influyentes del siglo XX, innovador para su época y merecedor de gran reconocimiento y simpatía gracias a su manera irreverente de escritura y su originalidad e ingenio.

A 101 años de su nacimiento, sus escritos permanecen vivos como un legado literario y, como una manera diferente de rendirle honor, el periódico español ABC.es reveló algunos detalles que muchos desconocen del célebre escritor, que en ED.cl también quisimos compartir:

  1. LOS LIBROS QUE LEYÓ Y ANOTÓ

«A Julio, tú estás por aquí en unas páginas», una dedicatoria de Pablo Neruda de 1970; mientras que en la primera hoja de la edición inicial de «La casa verde», de Mario Vargas Llosa, se lee: «A Julio y Aurora, los primeros lectores de esta novela de caballerías peruanas…». Son algunos de los libros con dedicaciones personales de Neruda y Vargas Llosa, en los que además Cortazar rayaba y escribía frases de lo que pensaba a medida que los leía.

  1. RAYUELA CONVIRTIÓ A CORTÁZAR EN LO QUE NUNCA HUBIERA QUERIDO SER

Su viuda, Aurora Bernárdez, se reunió en 2013 con el Premio Nobel Mario Vargas Llosa, y le confesó que Rayuela convirtió a Cortázar «en algo que nunca hubiera querido ni soñado ser, una persona pública, a lo que se puede añadir el detalle de su falta de vanidad».

  1. SU VOCACIÓN ERA LA MARINA Y QUISO SER MÚSICO…

Pero su destino era otro ya que no tuvo aptitudes para el solfeo (según su tía), y en cambio los sonetos le salían redondos.

  1. ¡QUE LE RACIONEN LOS LIBROS!

Cortázar leía demasiado, como es de esperar de todo buen escritor, pero aparentemente esta genial virtud no fue bien vista por su director de Educación Primaria, que le hizo una petición a la madre del entonces futuro literato: «¡Que le racionen los libros!». Ese día, Julio Cortázar empezó a saber que el mundo «estaba, está, y estará, repleto de idiotas».

  1. AMANTE DEL JAZZ

«Descubrí la música en Buenos Aires a la edad de 10 años, más o menos, en 1924. Yo no podía entender las palabras, pero alguien cantaba en inglés y era algo mágico para mí. Tendría catorce años cuando oí a Jelly Roll Morton y luego a Red Nichols. Pero al oír al Louis Amstrong, noté la diferencia». Así explicaba Cortázar en 1978, cómo la música había llegado a su vida, y cómo el jazz -«un producto poético» para el escritor- se instaló en ella e influyó en su obra literaria.

Revise más hechos desconocidos de la vida de Cortázar en ABC.es.