Adoro/Detesto: Colombina Parra, cantante

Adoro Detesto Revista ED

ADORO

Caminar acompañada de la persona que amo; tocar la guitarra sola sin que nadie escuche lo que estoy haciendo; las flores que salen solas en el pasto cuando nadie lo corta; gritar cuando estoy feliz; a mi Julieta cuando baila; adoro la familia; dormir con ropa y no ponerme pijama; la pulcritud; el silencio; adoro no ver gente; a Bob Dylan; los espacios abiertos con suelos de piedra; los rincones de los pueblitos medievales; la baguette; la sonrisa de un desconocido; el atuendo de las mujeres árabes. Adoro que me quieran; la arquitectura de piedra y de madera; el vidrio, el agua y el sol; adoro mirar, la música mapuche; la luz suave como de vela; los baños de tina; que me cocinen; andar de a dos; mirar los árboles cuando mueven las hojas. Adoro desdoblarme sobre el escenario; las zapatillas Converse carreteadas hechas bolsa; los cementerios.

 

DETESTO

Cocinar; entrar a una farmacia; la tele; el olor del taxi y los taxímetros; las malas caras; que me lleven la contra aunque yo no tenga la razón; las genuflexiones de los mozos en los restoranes; los baños públicos; la arquitectura de edificios de vidrio que reflejan y recalientan todo; levantarme temprano como una obligación; el frío; andar en auto de copiloto; hacer compras en el supermercado y llevar la ropa a la lavandería. Detesto los días nublados; comprar lista de útiles del colegio; tener que cerrar mi casa con llave; que me pidan mi guitarra prestada; el reloj; estacionar bajo tierra, los túneles y los subterráneos. Detesto las colas en el banco y cualquier tipo de espera; las zonas turísticas y espacios de entretención.