Adoro/Detesto: Ignacio Santa Cruz, actor

adoro/detesto revista ed ignacio santa cruz

ADORO

A la gente que anda tranquila por la vida y sin miedos, que es capaz de hablar de todos los temas y que puede dar su propia opinión; a los seguros de sí mismos; a los que no le temen al diálogo; a los que son capaces de debatir sobre los más diversos temas; a los que saben reír y reírse de sí mismos; a los que no discriminan; a los que saben oír; a los valientes y atrevidos; a los que saben mirar a una cámara; a los que no oyen todo lo que dicen de ellos; a los que disfrutan la vida; a los que son capaces de ponerse una chaqueta y una corbata sólo cuando realmente quieren; a los que nunca se la ponen; a los que asumen sus años, su peso y sus canas; la mezcla de lo antiguo y lo moderno; los cafés parisinos; los parques y los teatros ingleses; los festivales internacionales de cine; el risotto de camarones, el café de grano, el jugo de naranja natural y todos los chocolates; los reencuentros y los viajes; los saludos afectuosos y a la gente cariñosa.

 

DETESTO

A los que aparentan una imagen que no corresponde a lo que realmente son; a los que no saben conversar; a los que gritan; a los que dicen «yo de esto no hablo»; a los serios, aburridos, fomes y sin iniciativa; a los que siempre esperan algo de los otros; a los que no saben estar solos; a los resentidos, prejuiciosos y fanáticos; a los empaquetados; a los políticos que mienten sin descaro; a los que no se ríen; a los que no lloran; el tráfico en las calles de Santiago; los subterráneos y los lugares revenidos; el café instantáneo, el jugo en polvo, el hielo granizado y el vino en caja; las separaciones y las despedidas; a los que no miran cuando saludan.