El 2016 será rosa cuarzo

Suavidad puede que sea la palabra que define la transición del marsala intenso al rosa cuarzo, el color del año 2016 según los expertos del Instituto Pantone.

Directo desde las pasarelas, al street style y hasta la decoración. El Instituto Pantone ha nombrado el rosa cuarzo como el color del año 2016. Un cambio radical y opuesto al color marsala, el elegido de 2015.

«Es persuasivo pero suave, que expresa compasión y un sentido de la compostura. El color de un sereno atardecer, de unas mejillas que se ruborizan o de una flor que acaba de nacer». Así explicó la directora creativa de Pantone, Leatrice Eiseman, la elección.

El rosa cuarzo se ha podido ver en los desfiles de Chanel, Dior, Stella McCartney, Chloé, Louis Vuitton y Alexander McQueen, en las prendas y accesorios. Además, cosméticos y productos de belleza también lo han adoptado y próximamente lo podremos ver en las tiendas, en las casas y en todas partes.

Suave, luminoso y delicado, el rosa cuarzo es un color perfecto tanto para el día como para la noche, y además combina con la mayoría de las prendas. Aunque la mejor apuesta, según los expertos, es la combinación con ‘denim’ o con blanco y negro, además de los tonos maquillaje como el ‘nude’, el azul cielo y el gris lila.

El rosa cuarzo hace referencia a la energía que se expande. La piedra preciosa, de la que existen grandes yacimientos, está considerada como una de las más poderosas del planeta, con propiedades curativas y leyendas que le otorgan poderes mágicos.

Ya en la antigüedad esta piedra era muy apreciada por sus cualidades para embellecer tumbas y máscaras faciales egipcias. También los romanos utilizaban las propiedades del cuarzo rosa para limpiar la piel, en tanto que culturas orientales la honraban y en Grecia era la mejor ofrenda para la diosa Afrodita.