Visionario

Alejandro Aravena se ha convertido en el arquitecto más exitoso del año gracias a su reconocida oficina Elemental, al prestigioso premio Design of the Year por el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini y ahora también por ser escogido para dirigir el pabellón de Arquitectura de la Bienal de Venecia de 2016. ¿Cuál es el secreto de su éxito? Enfrentar los grandes retos del diseño y acortar la brecha entre la arquitectura y la sociedad civil.

Hace poco más 10 años se le planteó construir viviendas para 100 familias chilenas. Aravena buscó una inusual inspiración: la sabiduría de las favelas y los barrios marginales. Así, en vez de hacer un gran edificio con unidades pequeñas, construyó casas flexibles que cada familia pudiera ampliar cuando quisiera. Un gran problema que resolvió con una simple solución.

Alejandro Aravena, a sus 48 años, se ha convertido en el arquitecto chileno más exitoso del año. Pero no ha sido fácil. Desde 1994 ha trabajado arduamente para llegar donde está: liderar una de las oficinas de arquitectura más influyentes del país; ser miembro del jurado del Premio Pritzker; ser nombrado International Fellow of the Royal Institute of British Architects; hacer clases en la prestigiosa Universidad de Harvard, y ganar importantes premios como la Medalla de Arquitectura Erich Schelling (Alemania, 2006), el León de Plata (Bienal de Arquitectura de Venecia, 2008), Premio Avonni a la Innovación (2009), Premio Zumtobel a la Innovación, Sustentabilidad y Humanidad en el Entorno Construido y en mayo pasado el premio Design of The Year por su trabajo en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini.

Con este extenso currículum no es de extrañar que haya sido escogido para dirigir el pabellón de Arquitectura de la Bienal de Venecia de 2016. «Esta Bienal tiene la intención de reaccionar una vez más a la brecha entre arquitectura y sociedad civil, que en las últimas décadas ha transformado la arquitectura en espectáculo, por un lado, y prescindible por el otro. Entre los arquitectos de la nueva generación, Alejandro Aravena es, en nuestra opinión, el único que puede describir mejor esta realidad y poner de relieve su vitalidad», señaló el italiano Paolo Baratta, presidente de la Bienal.

Pero antes de obtener esta importante responsabilidad, Alejandro Aravena ya había expuesto sus ideas fundamentales en octubre de 2014. ¿Qué rol puede jugar el diseño frente al paso arrollador de la urbanización y la necesidad de implementar un desarrollo sustentable? ¿Cómo puede ayudar a prevenir los daños que generan los desastres naturales? Estas fueron las ideas principales del arquitecto en su charla TED, muy conocidas a nivel mundial por exponer ideas que merecen ser contadas al mundo.

«¿Mi filosofía en la arquitectura? Incluir a las comunidades en el proceso», es el nombre de su charla –que en nueve meses ya acumula más de 970.000 visitas– en la que habla sobre los retos del diseño: desafíos que acarrea la creciente urbanización que afecta a las ciudades del mundo, las prácticas sustentables, y la contribución que el diseño puede hacer en este campo.

Si aún no la ha visto, lo invitamos a hacerlo. «Si existe algún poder en el diseño, este es el poder de la síntesis». Con esa frase Alejandro Aravena comienza su presentación que compartimos con usted a continuación: