Un bar de vinos con opciones para todo tipo de gustos y bolsillos; un restorán peruano de lujo que lleva preparaciones como el lomo saltado un paso más allá y una picada especializada en cocina callejera asiática son algunas de las nuevas opciones para comer en la cada vez más vibrante capital chilena.

LA CAVA DEL SOMMELIER

Wine bar de autor

Vinos de bodegas grandes o independientes, de cepas clásicas e inusuales, de viñedos que crecen en altura o a pocos kilómetros del mar: la carta de este nuevo wine bar de Providencia es un fiel reflejo de lo diversa que es la escena enológica en Chile. No es de extrañar; quien eligió con pinzas cada una de ellas fue su dueño Ricardo Grellet –uno de los sommeliers más destacados de Chile–, quien decidió abrir las puertas de este pequeño y acogedor local de General Holley con el fin de democratizar el consumo de vino en el país. Por lo mismo, no sólo ofrece variedades para todos los gustos, sino también a precios amables para el bolsillo. Sólo para que se haga una idea: todas las semanas ofrecen diez opciones de vino por copa desde 1.000 pesos. Mención aparte para la cocina, sencilla, sabrosa y con un toque chileno, que cuenta con opciones como un suave tártaro de filete y crujientes dados de pescado frito.

General Holley 109, Providencia. En Instagram, @lacavadelsommelier

 

COMEDOR CENTRAL

Comer en el Km 0

En diciembre del año pasado, en el centro de Santiago se estrenó el boulevard gastronómico Portal Bulnes (ex Portal de las Carteras), un renovado espacio ubicado en la Plaza de Armas que, además de cebicherías, fuentes de soda y cafeterías, incluye este restorán enfocado en cocina chilena de autor, con un marcado acento en los productos marinos. Su chef es Cristián Correa –el mismo detrás del aplaudido Mulato, en Lastarria– quien decidió jugársela por una carta protagonizada por enormes preparaciones para compartir, basadas en ingredientes frescos, locales y de estación. Entre sus platos hay una delicada ensalada de centolla con palta, couscous y mayonesa de estragón; unos suaves locos con ensalada de papas nativas y mayo casera o un adictivo mariscal al centro –una enorme fuente que viene con almejas, ostiones, piures y machas frescas–, además de desayunos, coctelería de la casa y, por cierto, una cómoda terraza frente a la Catedral.

Portal Bulnes 489, Santiago. comedorcentral.cl

 

DECALLE 

Falso asiático

Benjamín Nast, elegido Chef del Año por el Círculo de Cronistas Gastronómicos con su restorán vanguardista DePatio, acaba de abrir este ondero comedor especializado en la cocina callejera de Japón, China y Corea, entre otros. Ubicado en Plaza Egaña, en un espacio minimalista en el que priman los tonos blancos y rojos, el concepto aquí es “fake asian”, es decir, platos inspirados en recetas tradicionales de Asia, pero con una vuelta de tuerca; como unas sabrosas gyosas de espinacas y hongos, ñoquis de arroz picantes al estilo coreano y una excepcional sopa de wontón, cuyo caldo en base a algas, pescado ahumado y panceta se cocina durante más de diez horas. La carta cuenta también con tres tipos de hamburguesas en pan brioche y buenas opciones vegetarianas. Eso sí, el lugar no admite reservas, por lo que es necesario llegar temprano o anotarse en la lista de espera, sobre todo durante las noches y fines de semana.

Plaza Egaña 24, Ñuñoa. En Instagram, @decalle_restaurante

 

PANCHITA

Peruano top

Cocina peruana criolla, pero de alta gama. Así podría describirse en pocas palabras a este premiado restorán limeño, que lleva el sello del chef Gastón Acurio y que acaba de abrir su primera sucursal fuera de Lima. Ubicado en Nueva Costanera, en un colorido y elegante espacio con capacidad para 160 comensales, aquí podrá probar clásicos del recetario regional de Perú –como causas, lomo saltado o el infalible arroz con pato–, elaborados con excelente técnica, productos de primera calidad y en porciones pensadas para poner al centro de la mesa y compartir. Por lo mismo, desde su estreno, se ha transformado en todo un hit. No deje de pedir los adictivos pisco sours de la casa, los anticuchos de corazón y, por supuesto, el plato estrella: el pernil de cerdo crujiente que, de sólo mirarlo, hace ‘crac’.

Nueva Costanera 3979, Vitacura. En Instagram, @panchitachile

 

ORIGEN BISTRÓ

Cocina de mercado

El chef Ignacio Ovalle, el mismo que estuvo en el desaparecido restorán Ópera, en Lastarria, abrió hace unos meses este cálido bistró que, a punta de productos de calidad, técnica y buen sabor, se ha transformado en uno de los mejores estrenos del barrio Yungay. Ubicado en el tercer piso de la misma casona donde funciona desde hace más de cuatro décadas el emblemático restorán Squella, la carta aquí es acotada: poco más de diez platos que cambian todo el tiempo, dependiendo de los productos que encuentran en el mercado. Puede incluir preparaciones como un explosivo tártaro de filete oriental con erizos y foie gras; un arroz caldoso con trufa, alcachofas y huevo pochado o un pecho de chancho con chucrut casero y papas rösti. También cuenta con una excelente selección de vinos de más de 100 etiquetas y buena coctelería.

Ricardo Cumming 94, tercer piso, Santiago. En Instagram, @origenbistrocl

 

ALIGOT

Oda a la simpleza

El empresario gastronómico Frederic Le Baux, dueño del reconocido restorán Baco, en Providencia, acaba de estrenar un nuevo concepto gastronómico en El Golf, en un amplio local de dos pisos con ambientación de bistró parisino y capacidad para más de 200 personas. Se trata de Aligot, un restorán que, tal como su nombre lo indica, se especializa únicamente en esta tradicional preparación francesa: un cremoso y elástico puré de papas que se elabora con queso tomme fresco típico de la región de Aubrat, que es donde nació Le Baux. Lo anterior se puede acompañar sólo de dos opciones: un suave filete de res al horno o una delicada reineta con salsa meunière; ambas cocinadas a punto. Para finalizar, puede pedir alguno de sus seis postres –la milhojas con crema pastelera artesanal es un must– o, fiel a la tradición francesa, un plato de quesos importados, como el cremoso brillat savarin o comte.

Isidora Goyenechea 2890, Las Condes. En Instagram, @aligot.cl

 

BAR LA PROVIDENCIA

Coctelería lúdica

Un bar de barrio con todas sus letras. Así es este ondero local de Providencia que, con un año recién cumplido, ya se ha transformado en uno de los mejores de la ciudad. Ubicado casi en la esquina de Francisco Bilbao con Infante, en un pequeño y cuidado espacio que cuenta con una barra, sillones de terciopelo, paredes tapizadas en papel estilo vintage y lámparas de lágrimas, la propuesta es simple y poco pretenciosa; y por lo mismo, funciona. No por nada se hace fila para poder entrar. Con una cocina ligada al comfort food y a la cocina callejera; en tema de bebestibles, aunque hay clásicos de buena factura, lo mejor es irse derechito por uno de sus más de 20 cócteles de autor, que vienen servidos en originales vasos y decorados con dinosaurios. Entre ellos destacan La Pau, una opción fresca y cítrica en base a vodka, limón y licor de violeta; y el Winnie the Pooh, la estrella de la casa, que incluye gin, Drambuie, jugo de pepino, limón y un toque de agua tónica. Ojo, que ahora también tienen almuerzos y una nueva carta de aperitivos en base a vermouth.

Avda. Francisco Bilbao 944, Providencia. En Instagram, @barlaprovidencia

 

PRÓXIMAS APERTURAS

Durante el segundo semestre se vienen varios estrenos gastronómicos imperdibles. A fines de agosto, en Nueva Costanera, será el turno de Pescados Capitales, la premiada cebichería limeña especializada en preparaciones marinas. Más tarde, en el mismo sector, abrirán La Mesa, el nuevo proyecto del destacado chef Álvaro Romero –ex Europeo–, que ofrecerá una cocina tipo bistró en base a ingredientes locales; y la nueva sucursal del tradicional restorán Japón, que por primera vez en 41 años abrirá un local en el sector oriente de la ciudad. Y en octubre verá la luz Vermut Bar, en El Golf, que contará con coctelería en base a aperitivos y tapas a cargo del premiado chef español Sergio Barroso, el mismo de 040 Restaurante.