El reconocido arquitecto chileno y la escultora Marcela Correa están detrás de la última tienda insignia de Alexander McQueen en Londres.

Sarah Burton, la directora creativa de Alexander McQueen –y quien trabajó junto al diseñador de modas inglés hasta el día de su muerte–, suele pasar desapercibida y escapar a las entrevistas. Su nombre alcanzó mayor reconocimiento cuando se supo que ella estaba detrás del famoso vestido de novia que uso Kate Middleton cuando se casó con el príncipe William. Pero, esta vez, vuelve a hacer noticia, y al lado de un chileno: Smiljan Radic.

Burton le encargó al reconocido arquitecto la primera tienda insignia de Alexander Mcqueen diseñada por ella, un espacio de mil metros que acaba de abrir en Bond Street, una de las calles de compras más conocidas de Londres. Radic no fue el único chileno que participó, sino que también la escultora Marcela Correa, su señora. “Me encantó lo que hicieron con su trabajo en Sudamérica”, aseguró Burton en septiembre a Vogue, cuando comenzaron los trabajos. “Quería esa sensación de algo que crece orgánicamente”, agregó.

El resultado es un espacio revestido en madera, que tiene una gran roca de granito en el centro y que tiene perforados sus tres pisos con luces tubulares irregulares. Además de los espectaculares vestidos de la firma, que se pueden ver por el lugar, en el cielo hay una escultura flotante que asemeja las ramas de un árbol en crecimiento. Mientras que, en el piso de arriba se encuentra el archivo de McQueen, donde los visitantes podrán entrar y ver la ropa que hizo el diseñador. “Pensé que sería encantador tener un lugar permanente para compartir”, aseguró Burton.

FOTO: Facebook Alexander Mcqueen