La trama de la artista y arquitecta Agostina Branchi

Con un material blando como el hilo, esta arquitecta argentina logra verdaderas esculturas textiles a través de diversas técnicas ancestrales.

Radicada en Chile desde 2019, por estos días el trabajo de la artista Agostina Branchi (39) está enfocado en obras textiles. Piezas de gran formato realizadas en hilo mezclando diversas técnicas aprendidas a lo largo de su carrera como la soguería criolla argentina, conocimientos en cestería y la antigua técnica de embarrilado —arte precolombino que permite envolver elementos para generar estructuras en volumen— hoy dan vida a sus piezas.

Arquitecta y diseñadora industrial, dejó de lado la fabricación de muebles y objetos utilitarios por la “arquitectura blanda”.  Y es que recién aterrizada en su taller en Las Condes le tocó el estallido social y luego, la pandemia. Antes de la cuarentena compró 20 kilos de hilos. “Hacía y desarmaba para hacer más, fue un tiempo para avanzar, estudiar técnicas, mezclar técnicas precolombinas, argentinas, tradiciones. Todo lo aprendido lo fui plasmando en esculturas textiles”, recuerda.

En sus piezas usa diversos materiales: hilos de acrílico ultradelgados, hilos de algodón de diferentes hebras —teñidos con hierbas— y lana de ovejas “amasada” por ella misma. Con estas fibras logra curvas y texturas, generando diferentes relieves que luego transforma en cuadros, esculturas o instalaciones. “He descubierto las múltiples capacidades del hilo, entre otros, generar estructuras rígidas”, cuenta. 

Cada obra puede medir entre 10 cm y 4 metros y para su creación se demora entre 20 horas y cuatro meses. Solo para una escultura pequeña usa unos de 1500 hilos, mientras que para una de mayores dimensiones puede utilizar hasta 36 mil.  

Para llegar a este punto, Agostina recorrió un largo camino. Diseñó hamacas y sillas con detalles en cuero, siempre dando valor al origen. Estos más de 8 años ligada al trabajo artesanal son los que le permitieron dar un nuevo vuelco a su carrera. “Hoy dependo solo de mis manos, gracias al camino recorrido de la mano de múltiples artesanos que me enseñaron diversos oficios. Esto hoy me acomoda y me permite expresarme”, sentencia.

Entre sus proyectos están una obra de gran formato para el edificio corporativo de Microsoft en Argentina, una exposición en Chile para Galería NAC y pedidos para varios países. 

En Instagram, @agostinabranchi.studio