Las flores secas están más vivas que nunca

Una moda que volvió con fuerza y que ya tiene adeptos en Chile. Aquí, dos florerías que acaban de debutar y un par de cuentas para inspirarse.

Todas las modas son cíclicas, van y vuelven. Si todos tenemos recuerdos de flores secas en las casas en los 90, desde hace un tiempo está tendencia ha vuelto con fuerza. ¿Las razones? una mezcla entre nostalgia y una apuesta por una decoración más sustentable. 

Y es que las flores secas son fáciles de mantener al no necesitar ni luz ni agua. A eso se suma su atemporalidad y versatilidad. Hoy un ramo de flores secas no es sinónimo de tonos tierra, son múltiples las texturas y tonalidades que se pueden encontrar.

Aclaración: estos arreglos no buscan competirle a las flores frescas, son una alternativa para quienes quieran conservarlas por más tiempo y les gusten. Dicho esto, la gran mayoría de las flores se pueden “deshidratar”: lavandas, eucaliptus, proteas, arvejas, rosas, achileas y craspedias u hortensias son algunas de las que más se usan.

 

ASECAS

Antonia Correa (30, arquitecta), vivía cerca del Columbia Road Flower Market en Londres y ahí se enamoró de esta tendencia. Post pandemia y ya de vuelta en Chile, decidió emprender. En el terminal ubicado en la comuna de Independencia compró flores para empezar a secarlas y al llegar a la casa de sus papás, donde hoy tiene su taller, su mamá le contó que su abuela también lo hacía. En paralelo a su trabajo de arquitecta, en enero abrió Asecas (@flores.asecas), donde hoy no solo vende ramos listos, también objetos de decoración (como una nueva línea de floreros vintage que estrenará) y recuerdos para celebraciones como bautizos. 

“Es un trabajo artesanal, primero se escogen las flores frescas, se limpian y se secan de cabeza durante 3-4 semanas en mi taller ubicado en un subterráneo especialmente acondicionado: sin luz natural, ventilado y con poca humedad. El último paso es probar para lograr el ramo perfecto. “En cada uno hay mucha dedicación y pueden durar entre seis meses y un año según la flor y los cuidados”, explica. Desde $15.990 el ramo.

 

FLOR EVER

Una chilena y una argentina que se conocieron en Boston hace tres años, hoy son socias de esta florería. Unidas por la idea de hacer algo creativo, llegaron a las flores secas. Así, en abril Margarita Phillips (kinesióloga, 31) y Denise Mercado (ingeniera comercial, 31), debutaron con su emprendimiento que hoy no solo vende flores secas, si no que también se han especializado en arreglos ya listos con florero incluido. Ellas mismas son las encargadas del secado y una de sus flores emblemáticas son las rosas que secan abiertas, al igual que las charmelias y ranúnculos. “Queremos derribar mitos sobre qué flores se secan y cuáles no”, cuentan.

Sobre los cuidados, cuentan, son fáciles de mantener. “Lo ideal es no exponerlas al sol directo para que no se destiñan y sacarles el polvo con el secador de pelo en frío”, explican. Desde $15 mil.

En Instagram, @floreverchile

 

Aquí, otras cuentas para inspirarse en Instagram:

https://www.instagram.com/rosacadaques

https://www.instagram.com/ramoseco

https://www.instagram.com/prettydeadflowers_

https://www.instagram.com/thedriedflowerco