Las obras tridimensionales de Solange Heilenkötter que se develan en su última exposición

Días antes de inaugurar la exposición Develar en la galería La Sala, la artista Solange Heilenkötter nos abrió las puertas de su casa para conversar acerca de su trayectoria artística y mostrarnos algunas de las piezas que presentará.

El living de la casa de la artista Solange Heilenkötter es un espacio moderno, cálido, bien iluminado y, por ahora, decorado con algunas de las obras que la artista presentará en Develar, su más reciente exposición. A solo tres cuadras está su taller, donde trabaja las últimas piezas que también formarán parte de la muestra que se inaugurará el 20 de julio en la galería La Sala.

Luego de dejar su cargo de directora de arte en agencias de publicidad, hace 14 años la diseñadora gráfica decidió seguir su sueño y comenzó a desarrollar un proyecto propio. “Estuve cuatro años investigando el papel. Quería saber cómo trabajar un plano blanco y llevarlo a tres dimensiones”, cuenta Solange. “Después de un largo camino de pruebas llegué a un lenguaje visual que me gustó, un resultado auténtico y original”.

Su técnica se resuelve en obras de tres dimensiones que se comportan de distintas maneras según el material y la iluminación. “Mido, marco y corto todo a mano, sin la necesidad de usar máquinas”, dice Solange, quien se inspiró en la simpleza y el minimalismo del arte oriental, un estilo que, a pesar de implicar un trabajo lento y meticuloso, tiene un resultado puro y limpio, aspectos que retribuyen a la artista.

El proceso creativo de Solange no incluye un boceto previo, sino que el resultado es progresivo y se va formando conforme al comportamiento natural de cada material. “El largo de cada pieza y la ubicación de los pliegues para que generen las sombras adecuadas son aspectos que voy trabajando a lo largo de cada proyecto”, cuenta Heilenkötter. “Pero todo lo que hago es suelto y se mueve de manera libre”.

Solange trabaja con materiales sintéticos que resisten distintas condiciones ambientales, como la exposición al sol y la humedad. Varios de estos elementos son objetos poco convencionales que ha ido guardando en su taller, apostando a que los ocuparía en un futuro. “Sin embargo, el material es solo un medio creativo para llegar a la finalidad, una expresión visual deseada”, comenta la artista. 

Algunos de los aspectos fundamentales dentro de las obras de Solange son la iluminación y la incorporación del fondo. Respecto a la luz, “es muy distinto ver una pieza en un día nublado y en un día soleado, genera sensaciones diferentes”, expresa Heilenkotter, “también importa la hora del día y la posición de la sombra”. El fondo también es muy relevante y aporta a la atmósfera de lo que ocurre entre el primer y el último plano.

El nombre de la exposición, Develar, “tiene que ver con descubrir y observar elementos a través de la superposición de capas”, cuenta Solange, quien explica este significado señalando una obra retroiluminada que incluirá en la muestra. La exposición se desarrollará en base a tres elementos fundamentales para ella: lo opaco, lo translúcido y lo transparente. “Siento que la esencia de mi trabajo ha sido firme y sigo transitando por esa línea; he desarrollado una expresión plástica que ya me pertenece. El motor de mi trabajo es la libertad, sin seguir tendencias, con curiosidad, paciencia y obsesión;  eso es a lo que me apego”, reflexiona Solange.

 

Develar se puede ver en la galería La Sala (Francisco de Aguirre 3720, Vitacura) del 20 de julio al 20 de agosto.

galerialasala.cl