Los mejores datos de Valesca Sinninghe Damsté, de CCD Interiores, para una cama mix and match

Valesca Sinninghe Damsté, Caroline y Jocelyn Cable, de CCD Interiores, son expertas en el mix and match, capaces de combinar tonos y patrones sin miedo, en todos los rincones de la casa. Conocidas por sus proyectos llenos de color, conversamos con Valesca y le pedimos sus consejos para lograr este estilo en la pieza y, sobre todo, en la ropa de cama. Aquí, sus mejores datos.

Llegó la primavera y nada mejor que darles un aspecto más fresco a los dormitorios: dejar de lado los cubreplumones y las sábanas monocromáticas y cambiarlos por estampados florales, animal print y rayas.

Valesca Sinninghe Damsté, de CCD Interiores (@ccdinteriores), cuenta que en Chile no es tan fácil encontrar estampados llamativos, por eso, para sus proyectos, casi siempre compra las sábanas, cubreplumones y fundas en lugares distintos, para combinar patrones con variedad. “Falabella siempre trae en octubre ropa de cama blanca, pero también sábanas con rayas y flores. Otra opción es Zara Home, que por lo general sí trabaja con estampados. Y para cubrecamas lisos y rayados de lino en La Blanquería hay cosas muy bonitas”, recomienda la decoradora.

“Si hay que mezclar, hay que mezclar con ganas”, dice Valesca. Y su fórmula se basa en la combinación de un textil rayado con uno floreado, que tengan más o menos el mismo peso visual, y a eso le agrega un estampado de animal print, que suele funcionar como una especie de neutro. Después de eso, se puede sumar un color liso que tenga que ver con el resto de los estampados

“Si tengo una sábana bajera rayada, encima le pongo un cubreplumón floreado, que tengan algún color en común. No tiene por qué ser todo matchy matchy, pero si el cubreplumón tiene alguna hoja verde, trato que las rayas de la sábana sean del mismo color”, explica. También dice que ella prefiere las almohadas grandes, de 90 x 50 cm, que funcionan con la funda rayada de las sábanas bajeras, o que se pueden poner con un color liso y combinadas con otras dos floreadas o con un estampado estilo toile de jouy. “En el frente me gustan los cojines de 60 x 60 cm, que puede ser en animal print”, ejemplifica Valesca. 

La decoradora sabe que no a todo el mundo le apasiona la mezcla tan dramática, por lo mismo también opta por combinaciones más recatadas, pero que mantengan ese sello colorido. “También es válido combinar las sábanas y las fundas de un mismo color y encima poner un cubreplumón rayado”, dice. 

En general la paleta cromática primaveral por la que se inclinan las decoradoras en CDD suele ser rosado, amarillo, verde o combinaciones de azul con blanco, celeste con blanco o verde agua con blanco.