¿Quién es el Banksy que aterriza en el GAM de Santiago?

Es un movimiento, un discurso y un misterio. El desconocido más famoso y acaudalado del mundo del arte contemporáneo aterriza en Chile el 25 de mayo con la exposición The Art of Banksy: Without Limits, que se podrá visitar en el Centro Cultural GAM hasta fines de julio.

No importa si lo has visto antes o si esta será tu primera vez, lo más probable es que al enfrentarte a su obra surja la pregunta del millón: ¿Qué o quién es Banksy? Es un artista urbano o varios. Es inglés probablemente, pero no con certeza. Está en sus cuarentas o cincuentas, sin ninguna seguridad. Es una voz que leemos y no oímos. Es un artista que consumimos y no vemos. Es una vitrina: se mira, pero no se toca. 

Esta vez la única certeza que tenemos es que su obra se podrá ver en nuestro país con la muestra The Art of Banksy: Without Limits, que aterrizará con una gran puesta en escena en el GAM, del 25 de mayo al 31 de julio. El montaje empieza esta semana y estará a cargo del artista y curador mexicano Guillermo Quintana, quien trabajará con dos artistas chilenas junto al equipo de artistas internacional. La muestra también presenta una reproducción de una estación del metro de Londres, que busca sumergir a todos los visitantes en el mundo de este enigmático  artista.

El misterio de la identidad de Banksy es un verdadero morbo. La mística le da a la imaginación individual atribuciones de las que muchos se quejan, pero también disfrutan, porque les da la posibilidad de crear lo que quieren pensar. Ese es Banksy en esencia, una idea colectiva irreverente, transgresora, crítica y sarcástica que ejecuta con indiscutible talento intervenciones urbanas tipo graffiti en las paredes más famosas y deterioradas del globo, sobre los temas que la contingencia va levantando. 

Tiene varios nombres y ninguno a la vez. El morbo trae chisme y los chismosos husmean por si encuentran. Lo han vinculado con Neil Buchanan de la conocida serie infantil Art Attack, con Robert del Naja de Massive Atack, con Robin Cunningham e incluso lo han creído más que una persona, un colectivo. Nadie pasó la prueba del método científico: no hay coincidencias reales aún. 

En nuestro país aterrizarán los clásicos. The Art of Banksy: Without Limits, que ya ha recorrido una decena de países en diferentes continentes, está compuesta por más de 160 obras, entre originales certificados, grabados,
fotografías, litografías, esculturas, murales e instalaciones de video. Se podrán ver por ejemplo,
Girl with balloon, su obra más famosa, y una reproducción de Escape, que apareció originalmente en la prisión de Reading en Inglaterra.

“Las imágenes irónicas del artista nos interpelan como humanidad», dice Felipe Mella, director ejecutivo del GAM, quien reconoce la importancia de albergar la obra de este artista dado el contexto nacional e internacional actual. «Hoy, cuando estamos en un conflicto bélico de carácter intercontinental, revisar su obra nos hace preguntarnos cómo resolvemos conflictos y para qué. La exposición es importante además para el contexto chileno: el humor y el arte son provocaciones que movilizan, que nos permiten mirarnos a nosotros mismos, criticarnos, ser más conscientes de la crisis político social que estamos viviendo y cómo la estamos encausando”.

Mientras tanto, también en mayo, los ojos del misterioso artista seguro estarán puestos en Christie’s, que exhibirá en Londres, Hong Kong y Nueva York su obra Diamond In The Rough de 2010, que de acuerdo a todos los pronósticos podría venderse entre US$3M y US$5M. El original de esta obra de hace más de una década estuvo en una puerta de Detroit y fue vandalizada y borrada hace unos años, lo que añade valor a la venta. En ella una puerta de acero y vidrio y su clásico aerosol le dan protagonismo a una niña que sostiene un diamante que flirtea con el estilo del referente Keith Haring. 

Algunas de sus últimas obras que han dado qué hablar apuntan a recriminar fehacientemente a la policía norteamericana en el caso George Floyd y a criticar el uso de mascarillas durante la pandemia. En sus redes sociales también reconoció la autoría de una decena de obras en bancos, playas y otros y publicó un video que documenta el momento de la ejecución.

Banksy es aerosol, stencil, crítica social, enigma y resistencia. Su estilo, absolutamente distintivo y reconocible, le ha llevado a crear una marca que la misma industria que tanto critica le alaba y da de comer. Es hijo de la influencia de Blek le Rat y lo ha reconocido en estilo y técnica; fue perseguido como vándalo y hoy es buscado como inspirador de multitudes. Ha recorrido los muros del mundo con mensajes contingentes y cargados de significado y elocuencia, dejando una huella. Hoy es no sólo un ícono de nuestro siglo, sino también un absoluto trovador de creencias y filosofías.  

Las entradas ya están disponibles a través de Passline.