Arte decorativo

Nada personaliza más un espacio como las obras de arte. Ya sea por su color, su tamaño, su técnica o su estilo, cualquiera puede darle un look realmente único a su habitación sólo colgando un cuadro.

La mayoría de la gente suele quedarse con las piezas más pequeñas o de tamaño medio y las junta toda en una sala donde no hay suficiente espacio. En lugar de ello, ¿por qué no quedarse con solo una obra grande?

Muchos no se atreven a dar el gran salto, pero la diferencia es significativa. Los decoradores recomiendan probar colgando solo una obra de gran tamaño y sentarse a ver la diferencia.

Revise en la galería elaborada por Design Milk ejemplos de cómo transformar un espacio con una obra de arte.