*Publicado originalmente en agosto de 2018.

El  conocimiento de los materiales y el contraste entre ellos caracteriza al dúo de arquitectos Humbert & Poyet, que tiene una larga lista de proyectos y una exitosa oficina en Mónaco.

 

El parisino Emil Humbert y Christophe Poyet, de Mónaco, estudiaron en Francia: Humbert en la Escuela Nacional de Arquitectura en París-Belleville y Poyet, Arquitectura de Interiores en la Academia Charpentier. Y aunque tenían varios amigos en común, nunca habían trabajado juntos, hasta que se reunieron el 2007. La idea de asociarse fue instantánea. En un año crearon su estudio de interiorismo, el mismo que ahora celebra el décimo aniversario, con una larga lista de proyectos exitosos.

“Comenzamos el negocio los dos, sin ningún empleado y funcionamos muy bien como socios. El proceso creativo fue realmente algo muy positivo. Entre nosotros siempre se trata acerca de elevar las ideas, el diseño, compartir y sobre el proyecto, no sobre nosotros mismos. No hay ego”, nos cuenta Emil, desde Mónaco.

Una aventura que los catapultó internacionalmente fue la creación del primer restorán Beefbar en Mónaco, en 2008. Ese proyecto les dio mucha visibilidad y les permitió tener acceso a otros desafíos. De hecho, lo han replicado, con diferentes diseños, en Ciudad de México, Mykonos, Berlín y Hong Kong y, próximamente, se encargarán de la decoración de los que se abrirán en Dubái, Roma, Beijing, Budapest y París.

Su trabajo se caracteriza por los detalles y su pasión por el diseño y la moda. Las personas llegan a ellos “porque nuestra decoración la trabajamos como una escenografía, como un set de una película. También, porque representamos un estilo de vida que es optimista y glamuroso, un lujo atemporal, pero de una forma cool, no tieso como un museo. Diseñamos espacios que se viven”.

A pesar de que a Emil le cuesta reconocer cuál es su proyecto favorito, porque “no quiere desilusionar a nadie”, nos cuenta que otro trabajo del que están muy orgullosos es el Hoxton en París, su primer hotel. “Todos los proyectos representan un nuevo desafío. No es un tema de tamaño porque, a veces, los más pequeños son los más difíciles”, dice.

Sus proyectos son versátiles y ofrecen una amplia gama de servicios, desde diseño hasta construcción. En la edición 304 de ED, dedicada a los hombres, nuestra portada fue un chalet en los Alpes Suizos diseñado por ellos. Para ese proyecto, el dueño le encargó a los arquitectos proyectar un espacio hecho a la medida para él y su colección de obras de arte. El resultado fue una construcción de tres pisos, que equilibra los materiales rústicos con el lujo de los refugios de montaña en Gstaad. Es que el uso creativo de los materiales como la piedra, la madera, el mármol y el bronce es parte fundamental de su trabajo, también su contraste. Durante estos años han aprendido de los artesanos con que trabajan, el modo en que se puede usar cada materia prima y se han convertido en expertos en este tema.

Sin embargo, para Emil el mejor consejo que podría dar sobre interiorismo no es acerca de la materialidad de los espacios, sino el nunca tener miedo a reconsiderar las ideas. “Muy seguido la primera idea es buena. Cuando estás en un proceso creativo, esto es algo realmente relevante. Confíen en su intuición. A veces tienes una idea buena y piensas: ‘es genial’, pero, después, das pie atrás porque crees que la tuviste demasiado rápido. Entonces, tratas de buscar otras opciones y muchas veces lo primero que pensaste era la mejor. Tienes que confiar en ti mismo”.

Aunque aseguran que un proyecto que les falta en su portafolio es diseñar el interior de un barco, hoy, en su cumpleaños número 10, tienen muchas razones para celebrar. Están trabajando en un departamento en París, un Beefbar y una tienda de joyas. En Nueva York están haciendo una tienda en el SoHo para un diseñador de zapatos italiano. En la Provenza, están trabajando en un castillo, que tiene piezas de hotel, un restorán y una viña. También, tienen muchos proyectos residenciales, como una casa en Cannes, otra en la Riviera, una en Tel Aviv y otras dos en Doha, Catar. Y, por si fuera poco, presentarán este año una colección limitada de iluminación y otra de muebles.

humbertpoyet.com