Moderno y flexible

Esta casona de los años 20 combina modernidad y sofisticación.

Se suele creer que el estilo moderno tiene que ser ejecutado al pie de la letra, pero el mejor resultado es, sin duda, el que surge de incorporar diferentes eras al diseño de interior. Esta casona americana es un excelente ejemplo de eso, al integrar el minimalismo en una casa de los tradicionales años 20. El resultado de esta transformación es una alternativa al modernismo estricto. Y como explica la diseñadora Barbara Hill encargada de llevar a cabo esta renovación, valió la pena mantener la arquitectura existente de esta construcción ubicada en Atlanta, Georgia.

Uno de los primeros pasos de la diseñadora fue pintar sobre los pisos de roble rojo y crear un manto blanco, para lo que fue necesario usar cinco capas de pintura. Se mantuvo el tono oscuro de los pasillos y de los marcos de las ventanas para que contrastaran con el blanco. Otra maniobra para iluminar la casa fue no utilizar cortinas, excepto en la pieza principal. Y para darle un toque versátil, Hill incluyo muebles de estilo vintage, particulares accesorios y piezas de arte de grandes dimensiones.

Vea las imágenes de esta fantástica casa de los años 20, con aires de modernidad minimalista publicado por Dwell.