Refugio en San Francisco

Un científico con buen ojo para el detalle se acercó al estudio VARA para transformar una casa de campo de 1908 en una vivienda moderna. Según los arquitectos, el resultado es una casa de 1.067 metros cuadrados con dos caras distintas: una que proporciona privacidad del tráfico de la calle y otra que se abre a amplias vistas de la bahía.

El equipo de diseño trabajó en la remodelación de esta casa ubicada en el Noe Valley de San Francisco para convertirla en un exquisito refugio. Hacia el norte, la zona de estar se convirtió en el corazón de la casa:  es aquí donde se puede disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad y la bahía del este.

Por encima de este espacio principal está la suite principal que aprovecha las vistas a través de ventanas enmarcadas y una terraza privada. Una gran escalera marca la separación entre los espacios públicos en el sur y los espacios privados hacia el norte.

Una pared de armarios a medida unifica la cocina y el salón. La sutil mezcla de colores cálidos y fríos se repite tanto en los colores utilizados como en los materiales: madera y vidrio, metal contra la piedra.

Vea las fotos de esta magnífica casa construida en la ciudad de San Francisco.